que-produse-el-estres

¬ŅQu√© produce el estr√©s?: las principales causas te pueden traerlo a tu vida

Anteriormente, el estrés era visto como un problema aislado, pero, con los grandes cambios que ha tenido la rutina humana, hoy en día se ha convertido en todo un padecimiento más que frecuente, al punto de que se ha llegado a considerar como la enfermedad del siglo 21.

De él, hay demasiadas cosas que mencionar, pero una de las más importantes es sus causas. Ya que aprender qué lo genera ayuda a definir si en tu situación actual tienes o no un alto riesgo de terminar sufriendo de estrés y, así, tomar las medidas necesarias y prevenir su temible llegada.

Entre las causas, hay que decir que existe una enorme cantidad, que dependen de factores varios, incluyendo tu personalidad, estilo de vida e, incluso, la edad. Por ello, para no complicar demasiado las cosas, a continuación, te dejo una explicación de las  principales.

***

√ćndice de contenidosūüďö:

***

El estrés que produce el campo laboral, la primera de las causas a tener en cuenta

que-provoca-el-estres

Seguramente, alguna vez has escuchado sobre personas que terminan sometidas a un alto nivel de estrés en sus jornadas laborales, al punto de llegar a sufrir consecuencias a corto o mediano plazo. Es que el trabajo, especialmente en situaciones en las que se termina acumulando, es uno de los aspectos que mayor nivel de presión puede poner sobre las personas, lo que a la larga termina ocasionando problemas de estrés.

En él, hay que resaltar principalmente dos grandes factores o grupos principales, que, si bien están relacionados debido al entorno en el que se presentan, son en realidad dos causas independientes, que pueden afectar por sí solas o en conjunto, estas son:

Estr√©s por sobrecarga laboralūüėį

En la mayoría de los casos, el aspecto laboral que causa el estrés en las personas está relacionando a un exceso de carga laboral, en el que terminas llevando a cabo más tareas de las que puedes soportar o cumpliendo labores para las que no estás del todo preparado, lo que aumenta la presión y te lleva a sentirte saturado.

Para evitar que esto pase, intenta hablar con tu supervisor o quien est√© a cargo del √°rea en la que laboras, para que disminuya la presi√≥n, reduzca las tareas o te permita un tiempo de relajaci√≥n. Si t√ļ eres el encargado y est√°s pasando por dicho problema, la soluci√≥n es aprender a delegar funciones y buscar algo de ayuda en quienes trabajan para ti.

Estr√©s por falta de satisfacci√≥n laboralūüė£

La segunda de las razones que provoca el estrés en la vida laboral es muy diferente a la anterior, en esta, el problema surge porque, por una u otra razón, no te sientes del todo conforme con el puesto y labores que estás ocupando, lo que te lleva a pensar que tu trabajo es una pérdida de tiempo o aspectos similares.

Evitar que ocurra no es tan fácil, ya que depende de la intensidad de tu falta de satisfacción, en algunos casos, basta con solo dar un reenfoque, pero, en otros, el problema se va a mantener mientras te encuentres laborando en ese puesto.

Problemas económicos, otra causa que produce el estrés

el-estres

Un factor muy importante que produce el estrés en nuestro cuerpo es la inestabilidad en el ámbito económico, algo a lo que, lamentablemente, muchas personas se tienen que enfrentar a diario y, otras, en puntos específicos de su vida.

Algo que nadie puede negar es que el dinero es un elemento clave para la vida, √©l te brinda seguridad, el poder de adquirir todos los bienes que precisas y la tranquilidad de que puedes tener todas tus necesidades cubiertas, principalmente cuando tienes a tu cargo ni√Īos o personas mayores que requieren obligatoriamente de ti.

Por ello, su ausencia o la inestabilidad en los ingresos generan preocupaciones, la sensación de que no estás cumpliendo tus obligaciones y una gran incertidumbre ante el futuro próximo, lo que termina ocasionando un fuerte grado de estrés.

Las relaciones personales, otra causa que produce el estrés en nuestro cuerpo

que-causa-el-stres

Para algunas personas, el trabajo de socializar o entablar nuevas relaciones es algo un poco complejo, ya que, debido a su personalidad, no se sienten en total comodidad al tener que interactuar con m√°s personas. Este problema, que resulta m√°s com√ļn de lo que parece, es considerado una de las principales causas de algunos trastornos y problemas.

El estr√©s que produce el no saber desenvolverse en relaciones sociales, puede expresarse en diferentes tipos de v√≠nculo, como el tener que tratar con desconocidos, el estr√©s producido por la interacci√≥n o conflictos con amigos e incluso el estr√©s familiar o por atenci√≥n a la familia. Este √ļltimo, implica ciertas diferencias, ya que, por el contrario de los otros, no est√° generado por la falta de habilidad social, sino m√°s bien por problemas relacionados con el entorno familiar. En √©l, el dejar de pasar ratos amenos con tus seres queridos a causa de estar obligado a cumplir otras responsabilidades, o la idea de tener que cubrir gastos que antes no se contemplaban en la familia causan sensaciones como el mencionado estr√©s.

No saber decir que no, un gran problema que causa el estrés

el-estres-que-produse

Por √ļltimo, en nuestra lista de causas que te llevan a desarrollar trastorno de estr√©s, no podemos dejar de mencionar un problema que aqueja a una enorme cantidad de personas, quienes por √©l deben vivir constantemente cargados de cosas por hacer, nos referimos al hecho de no tener la capacidad de omitir una negativa ante cualquier cosa que se le solicite.

El no saber negarse a peticiones por miedo a rechazos o malas opiniones es un gravísimo error que puede costarte tu tranquilidad emocional, el cual debe ser tomado en serio para evitar malos ratos y problemas a futuro, y que termines cuestionando qué produce el estrés en tu vida.

Para ello, solo debes comenzar poco a poco a ir negando peticiones peque√Īas que no desees realizar o que impliquen una mayor carga de trabajo, as√≠, te podr√°s dar cuenta que realmente no ocurre nada malo cuando lo haces e ir√°s escalando mientras te sientas c√≥modo.

Publicaciones Similares