tranquilidad-pas-interior

Tranquilidad, paz interior y calma: 9 pasos que te llevarán a estar en paz contigo mismo

En estos tiempos, donde todos solemos estar bastante cargados de emociones y la vida ajetreada parece ya ser lo más normal, puede ser un poco complicado, por no decir utópico, hablar sobre la idea de encontrar una verdadera y profunda paz que abarque todos los aspectos de la vida.

Pero, ¿qué pasaría si por un momento dejas de lado tus grandes preocupaciones y te centras en lo que de verdad importa? Seguro la idea de la tranquilidad, paz interior y todo lo que concierne a ellos dejaría de ser tan lejana y se convertiría en una meta un poco lograble.

Aunque pueda sonar complicado, realmente para todos es posible llegar hasta este estado emocional. Y para ello solo se requiere seguir alguna de las técnicas correctas, de las cuales hay varias hoy en día, incluyendo la que te mencionaré a continuación, que consta de 9 consejos.

***

Índice de contenidos📚

***

El inicio de la tranquilidad mental: aprender la diferencia entre preocuparte y ocuparte

Ante cualquier eventualidad, una de las primeras reacciones humanas es empezar a aumentar la preocupación, que trae como consecuencia un fuerte malestar emocional. Por lo que este primer paso en tu camino a la tranquilidad es bastante simple de explicar, entender que preocuparte es menos efectivo que ocuparte.

De nada te va a servir empezar a aumentar tu angustia ante la situación, recorriendo una y otra vez en tu mente todo lo que podría salir mal ya que, a la larga, la única consecuencia de esto será un alto nivel de ansiedad, pero frente al conflicto no va a generar ningún cambio.

Lo ideal es que cambies este enfoque que parece tan natural, y en vez de gastar tu energía en la preocupación inviértela en la acción, comenzando así a ocuparte del asunto. Empieza por analizar el problema, ¿tiene solución? Si la respuesta es sí, organiza un plan de acción que te lleve a salir de la situación que te causa conflicto; y si la respuesta es que no, asúmelo y no dejes que afecte el resto de tu vida para así alcanzar un mayor grado de paz y tranquilidad mental.

Trabaja en tu respiración, ya que esta es una herramienta que te ayuda a lograr tranquilidad, paz interior y calma

tranqilidad-mental

Hay quienes no creen en el gran poder que tiene la respiración en t     u mente y estado anímico, pero, la verdad, este aspecto propio de los seres vivos es una herramienta de autoayuda que llevas contigo a todos lados.

Si aprendes a mantener un ritmo de respiración específico en momentos en los que normalmente te absorbe la preocupación, te va resultar más fácil controlar tus emociones, y esto es algo que está bastante comprobado.

¿Cómo lo puedo hacer?

En tu camino de cómo encontrar la paz emocional, la idea es que empieces a trabajar en tu respiración y en la aplicación de técnicas como la respiración pausada, la rítmica, la diafragmática y demás, primero en situaciones en las que estás generalmente cargado de estrés o ansiedad, y luego en momentos específicos del día, como por ejemplo al practicar meditación.

Pensamiento positivo es igual a tranquilidad y paz

Algo que nunca hay que olvidar es que tú decides de qué manera mirar al mundo y esto trae siempre un impacto tanto en tus acciones como en la propia percepción emocional del entorno.

Si optas por ser una persona pesimista y siempre actuar pensando en lo malo que puede llegar a ocurrir, es normal que vivas cargado de frustraciones y seas altamente propenso a la ansiedad. Sumado al hecho de que no vas a saber apreciar de una manera tan clara las cosas buenas que te pasan.

Si por el contrario, te inclinas más por un pensamiento positivo, será más probable que encuentres el lado bueno de las cosas, vivas tu vida con optimismo y logres enseñar a tu mente a captar las oportunidades, recursos y en general todo lo que ayuda a alcanzar la tranquilidad mental.

Alcanza la tranquilidad y paz interior con apoyo de la actividad física

trnaquilidad-paz

Los avances de las últimas décadas y la enorme facilidad que tenemos hoy para recibir lo que necesitamos sin tanto esfuerzo físico, hicieron de nosotros una población mayormente sedentaria, algo que contrasta demasiado con nuestra naturaleza de especie activa.

Al comienzo, esto no trae muchas consecuencias, pero la monotonía constante y el sedentarismo también agotan a tu mente al punto de que pueden generar ansiedad, depresión y diversos males. Por ello, como parte del proceso de cómo tener paz mental, es indispensable que reconectes con tu lado activo.

Para lograrlo, no es necesario que cambies totalmente tu estilo de vida ni que te vuelvas alguien que no eres. Solo basta con agregar un poco de actividad a tus días, ya sea empezando una rutina de ejercicios 3 veces por semana o bien practicando cualquier actividad que te active, como el yoga, la danza o demás.

¿No sabes cómo sentir paz interior? Es simple, vive el hoy

Otra de las muchas costumbres que tenemos actualmente y que lamentablemente no hacen sino acabar con la tranquilidad y paz interior es estar constantemente conectados con el destiempo, ya sea pensando en lo que tienes que hacer más adelante o las cosas del pasado que no has logrado superar.

Pero, aunque esto sea una conducta bastante arraigada, es indispensable por tu paz y calma emocionales que empieces a luchar contra ella y te centres en el ahora, para así atender con más concentración lo que está ocurriendo en el momento presente.

De esta manera, vas a evitar llenarte de pensamientos que no son más que una carga mental que te evita entrar en un estado de paz, y lograrás reconectar con lo que se considera la esencia de la misma, tu tranquilidad y despreocupación.

El dormir correctamente está relacionado con la paz y tranquilidad mental

como-sentir-pz-interior

Durante años, los médicos y especialistas en la salud han mencionado la importancia de dormir al menos 8 horas para preservar la salud, y aunque normalmente se asocia este pensar solo con el bienestar físico, también está muy ligado con la salud psicológica e incluso con la paz mental y emocional.

Si te ha costado descansar bien debido a la ansiedad o las preocupaciones que te están robando la tranquilidad, debes trabajar en pro de mejorar esto, ya que el mal dormir no hace sino aumentar los signos de problemas emocionales.

Esto lo puedes lograr con un técnica sencilla y efectiva, y es cambiando tu ruina para antes de acostarte. Intenta dedicar la última hora del día o el tiempo que puedas a realizar alguna actividad que te parezca relajante y te ayude a despejar tu mente y alejarla de los problemas.

Recuerda, es hora de dormir, hoy no puedes hacer nada para solucionar los problemas, ya mañana lo puedes volver a intentar.

El saber perdonar te acerca cada vez más a la paz mental y emocional

Tener conflictos sin resolver, frustraciones y resentimientos suma una importante carga mental negativa con la que lidiar, y si estos perduran por mucho tiempo terminan acumulándose hasta volverse una carga imposible de soportar. Por ello, es importante que desde que empiezas a trabajar en tu tranquilidad y paz, tengas la voluntad de empezar a soltar.

Parte de ello, hay que saber perdonar en el sentido más realista y sano de la palabra, liberándote del daño y dejando atrás a las personas que te lo han ocasionado.

Es posible que jamás, por mucho que lo intentes, puedas sanar del todo esa herida de daño emocional, pero sí puedes hacer que, gracias a un perdón sano e inteligente, sea más llevadera, sin duda tendrás una vida más tranquila.

Aprende a aceptar tus errores y evita que se conviertan en un obstáculo en tu camino de buscar la paz

paz-mental-y-emosional

En el proceso de cómo sentir paz interior, debes obligatoriamente trabajar en tu crecimiento personal, algo para lo que ayudan todos estos consejos. Pero uno que parece más importante que todos es el aprender a aceptar tu responsabilidad en malas decisiones o errores.

Saber asumir cuando no has hecho las cosas bien y eres responsable de las consecuencias y, por ende, remediar ese mal te ayudará a aprender sobre el perdón, a mejorar tu autoestima y a aceptar que efectivamente tienes un papel activo tanto en tu propio bienestar como en el de otras personas.

Sé tú mismo y busca tu respuesta a la duda de cómo encontrar la paz emocional

La paz en sí es una especie de decisión que varía entre una y otra persona, por lo que, para alcanzarla, es importante que sepas en dónde la puedes encontrar, algo para lo que es necesario que te conozcas y te permitas ser tú mismo, sin ataduras ni limitarte a lo que se supone que deberías ser.

Conocerte a ti mismo es un trabajo bastante complicado, al punto de que hay quienes incluso llegan a la adultez y aún no lo tienen claro. Por lo que si estás en este punto, busca pasar tiempo a solas y probar cosas que crees que te podrían agradar para así ir poco a poco autodescubriéndote.

¿Se te está haciendo difícil buscar la paz en tu mente? ¡No te desesperes, puede que tardes un poco pero si insistes seguro lo vas a lograr!

🛑 Más artículos de la categoría «La serenidad» 😀⤵️: