autostima-autoconcepto

Las 5 diferencias entre autoestima y autoconcepto: descubre por qué son tan importantes para tu vida

Nunca nadie ha puesto en duda que tanto el concepto que tienes de ti mismo como tu propia autoestima son dos elementos indispensables en tu vida que, aunque pueden parecer muy similares, realmente consisten en dos aspectos que trabajan de la mano.

Todas las personas que est√°n trabajando en su bienestar personal, necesitan comprender algunas cosas sobre ellos, para poder utilizarlos de forma correcta y poder aplicarlos como la herramienta de cuidado emocional que representan tanto de forma independiente como en conjunto.

Es por ello que, en el tema de hoy, conocerás algunas cosas básicas sobre la autoestima y autoconcepto, comenzando por las 5 principales diferencias que tienen, hasta llegar a su importancia en el bienestar emocional y por qué son el camino hacia la autoconfianza.

***

√ćndice de contenidosūüďö

***

Te ense√Īo la diferencia entre autoestima y autoconcepto para que nunca m√°s las vuelvas a confundir

autostimas

 

En sí, tanto el autoconcepto como la autoestima son dos construcciones teóricas que trabajan de la mano y nos ayudan a alcanzar una mayor comprensión del funcionamiento de la mente humana. Esto quiere decir que, aunque son bastante reales, no se les puede tomar como otros elementos mentales que sí son considerados como aspectos fáciles de reconocer y de ubicar en la mente.

Pero, aunque no los puedas localizar de forma simple, esto no quiere decir que no sea importante aprender sobre cada uno de ellos y la forma de distinguirlos uno del otro. De hecho, se cree que no saber las diferencias entre autoconcepto y autoestima, aumenta el riesgo de no comprender algunas cosas importantes, como por ejemplo el valor de la autopercepción frente a la valoración de otros sobre ti.

Por ello, como punto principal de este tema, a continuaci√≥n te ense√Īo cu√°les son los puntos m√°s importantes para logar distinguir entre lo que es la autoestima y tu propio autoconcepto.

Uno es emocional y el otro cognitivo⬅

Por un lado, la autoestima se considera un componente emocional que no se puede interpretar o definir en palabras, debido a que depende de relaciones subjetivas y la forma en la que te aprecias a ti mismo.

Por su parte, el autoconcepto es considerado como un elemento m√°s cognitivo, debido a que su existencia se fundamenta en la creencias e ideas que construyen tu propia imagen mental, por lo que es posible, y en algunos casos sencillo, plasmarlo en ideas m√°s concisas.

La posibilidad de plasmarlos en palabras⬅

Esta segunda diferencia se deriva de la anterior y trata de la capacidad de plasmar a cada uno en palabras. La autoestima, es algo relativamente abstracto, que no se puede definir o canalizar de forma verbal m√°s all√° de catalogarla seg√ļn su grado como alta o baja.

En cambio, el autoconcepto se puede describir en ideas basadas en un an√°lisis de tus cualidades, por lo que es perfectamente posible plasmarlo en palabras y las mismas tienen una gran influencia en la autoestima.

Apelan a aspectos diferentes de la memoria⬅

Como sabes, tu memoria está clasificada en distintos tipos, y una de las diferencias entre autoestima y autoconcepto deriva de ello. La autoestima, al ser una respuesta netamente emocional ante tu percepción de ti mismo, se relaciona con la memoria emocional, la cual está presente en el hipocampo y la amígdala.

Por su parte, el autoconcepto se asocia a la memoria declarativa, que est√° presente en el hipocampo y algunas zonas de la corteza asociativa, la cual forma parte de tu corteza cerebral.

Su componente moral⬅

Mientras que el autoconcepto es una percepción que se mantiene alejada de cualquier tipo de juicio de valor, ya que se basa en la idea que tienes de ti mismo, tu autoestima depende la de semejanza que percibes de los elementos que te caracterizan y la forma en la que los mismos son interpretados por la sociedad, así que va más ligada a la moral.

La facilidad de cambiarla⬅

Como te explicaba en el punto anterior, la autoestima responde a la memoria emocional, factor por el cuál es bastante difícil de cambiar, aunque no imposible. Con el autoconcepto ocurre algo muy diferente, ya que se puede alterar mediante la reestructuración cognitiva a través de un autoanálisis.

La importancia de la autoestima y el autoconcepto en tu bienestar emocional

autoconsepto

 

Si te has dado cuenta en el análisis anterior, donde enfrentamos el autoconcepto vs autoestima, ambos están bastante relacionados con la percepción emocional, lo que los hace ser elementos a considerar en el bienestar emocional.

Trabajar en ellos tanto de manera independiente como en conjunto, trae un impacto directo en la salud emocional, ya que de ellos depende la forma en cómo te ves a ti mismo y la manera en la que otros también lo hacen, o que quiere decir que puede causar una enorme influencia en tu desarrollo integral.

Solo si tienes un buen autoconcepto de ti mismo en el que aprecies tus virtudes y reconozcas los puntos que debes mejorar, vas a poder trabajar en construir una sana autoestima, considerada básica para prevenir diferentes trastornos emocionales como lo son la depresión y la ansiedad.

Autoestima y autoconcepto: el camino hacia la confianza en ti mismo

tener-autostima

 

Si te interesa lograr apoyarte tanto de la autoestima como de tu autoconcepto para mantener un bienestar emocional m√°s completo, es indispensable que empieces a trabajar para mejorarlos y con ellos aumentar la confianza en ti mismo.

Para ello, puedes iniciar por un an√°lisis interno de tus cualidades que te ayudar√° a ser m√°s consciente de tu concepto personal y la manera en la que el mismo influye en tu autoestima.

Luego de que tengas estos elementos m√°s presentes, has una lista de las cosas que menos te agradan y puedes mejorar, y otra de las que lamentablemente no se pueden cambiar.

Empieza a buscar el camino para asimilar aquellos aspectos que no te gustan de ti con los que no puedes hacer nada, y método para cambiar los que sí. Por ejemplo, si eres tímido y consideras eso como algo que quieres cambiar, intenta mejorar tus habilidades sociales.

Con el tiempo, podrás notar como, de esta forma, el autoconcepto y la autoestima que posees hasta ahora empieza a cambiar hacia algo que te hace sentir más cómodo.

Puede sonar dif√≠cil, pero te aseguro: ¬°valdr√° la pena usar tu autoestima y tu autopercepci√≥n a tu favor!ūüí™