anciedad-y-ganas-de-defecar

4 consejos eficaces para gestionar la ansiedad y ganas de defecar

Es casi seguro que, alguna vez en tu vida, has experimentado la sensación repentina de necesitar un baño de manera urgente, ya sea para orinar o defecar justo antes de una situación realmente importante en tu vida o durante una crisis de nervios.

Este efecto, es uno de los más comunes que se asocian a la ansiedad, nerviosismo y situaciones de alto nivel de estrés, y resulta un síntoma un poco incómodo para quien lo padece, principalmente cuando no estás en un lugar en el que puedas atender esta necesidad fisiológica con total normalidad como en tu casa.

Sea que tengas la costumbre de hacer mucho pis por nervios, o que esto te haya ocurrido en situaciones puntuales, si has entrado en este tema es porque te interesa conocer un poco sobre el efecto de la ansiedad en tu control de esfínteres, por ello, a continuación te explicaré asuntos primordiales, como y por qué están relacionados estos aspectos, qué tan fuerte puede llegar a ser y  cómo lidiar con ello. 👍

***

Índice de contenidos📚:

***

¿Por qué la ansiedad ganas de ir al baño suelen estar acompañadas?

anciedad-ganas-de-ir-al-baño

Los problemas de ansiedad, son un tipo bastante complejo de padecimiento, en general, cuando aparece una crisis de ansiedad, un alto nivel de estrés o te ves sometido a una carga excesiva de nervios, tu cerebro y cuerpo comienzan a entrar en una especie de modo de alerta.

Durante estas crisis, el cerebro empieza a enviar distintos impulsos y a segregar hormonas como el cortisol, la adrenalina y la serotonina, las cuales actúan de manera bastante directa en distintos órganos.

Cuando hablamos de ansiedad y ganas de defecar, la sustancia que está implicada en el proceso es específicamente la serotonina, la cual se enfoca en el área del intestino.

Cuando los niveles de serotonina en tu intestino son más altos que lo normal, se empiezan a producir espasmos en el área del colon, lo que trae como consecuencia un aumento en las ganas de ir al baño, principalmente a defecar, pero también en muchos casos a orinar.

¿Qué tan común es la ansiedad ganas de defecar?

estres-ganas-de-ir-al-bano

Si nunca has tenido ansiedad, puedes preguntarle a cualquier amigo de confianza o familiar, y con seguridad te dirá que en más de una ocasión ha sentido un efecto similar al de ansiedad emocional ganas de ir al baño. Y es que, aunque te pueda parecer un tanto extraño, estamos hablando de uno de los signos más puros, propios y significativos de las crisis de nervios.

Este aspecto de la ansiedad y el estrés, es tan frecuente que, incluso, es normal verlo en niños pequeños, quienes, por nervios, o cuando sufren una situación estresante, pierden el control de su cuerpo y terminan orinando o defecando sin querer, algo que, aunque es menos frecuente, también llega a afectar a personas adultas.

Aunque se considere un síntoma bastante común, las ganas de ir al baño por ansiedad pueden llegar a presentarse en varios niveles. Existe, como sabes, la que se expresa con la disminución de la capacidad de la vejiga que ocasiona ganas de hacer pis, y la que provoca ganas de defecar.

Pero, además de ellas, en el peor de los casos, este signo de alarma de la ansiedad puede llegar a ser incluso más intenso de lo esperado, provocando en tu cuerpo reacciones extremas, como la diarrea por ansiedad.

¿Cómo puedes lidiar con la ansiedad emocional ganas de ir al baño?

nervios-ganas-orinar

Tener nervios ganas de orinar no es nada fácil para nadie, y es un síntoma que suele llegar principalmente en el peor de los momentos. Si lo has padecido o crees que puede llegar en cualquier momento, es importante que sepas qué herramientas puedes usar para solventar la situación y reducir la incomodidad.

Entre las opciones disponibles en esa situación, tienes las siguientes:

Busca inmediatamente un baño 🚽

Aunque suene un poco obvio o incluso innecesario, lo más conveniente cuando llega la ansiedad y ganas de defecar, es que le prestes atención al asunto, principalmente si las ganas de ir al baño parecen ser bastante fuertes.

Evitar buscar un baño e intentar contener esta necesidad no solo puede ser causa suficiente para que aumente tu nerviosismo y estrés, sino que puede terminar generando efectos negativos en tu organismo.

Debes tener muy en claro que, aunque se deba a razones mentales o psicológicas, las ganas de ir al baño que estás experimentando son totalmente reales y deben ser atendidas como cualquier otra necesidad.

Al hacerlo, seguramente sentirás bastante clama, y el nivel de estrés acumulado del momento comenzará inmediatamente a bajar, haciendo que no vuelva a ocurrir esta situación temporalmente.

Intenta calmarte y respira profundo 😌

Si no se trata de unas ganas intensas, o de verdad te en cuentas en un lugar en el cual es imposible conseguir un baño, debes intentar mantener la calma y evitar que la situación te sobrepase. Respira profundamente e intenta centrar tu atención en otro aspecto, hasta que logres retener el impulso de ir al baño y disminuyas tu nivel de estrés.

Prueba con métodos alternos para eliminar la ansiedad de tu vida 🙂

Si bien este tema trata de eliminar la  ansiedad emocional ganas de ir al baño, deben tener muy en claro que el síntoma por sí solo jamás va a desaparecer del todo si no comienzas a atacar el problema desde su origen, la propia ansiedad.

Si logras eliminar la ansiedad de tu vida y aprender a lidiar con tus emociones de una manera más eficaz, como lo hace el Reenfoque esencial, seguramente no vas a tener que preocuparte nunca más por los problemas de esfínter debido al estrés.

Conoce más sobre el Reenfoque esencial haciendo clic AQUÍ👈

Prueba con infusiones naturales🍵

En el momento que comiences a sentir los retorcijones en tu cuerpo que anuncian que estás a punto de tener un ataque de estrés ganas de ir al baño, intenta calmar directamente a tu cuerpo sin preocuparte demasiado de tu mente por el momento.

Una buena opción para ello, es intentar con tés e infusiones naturales, como manzanilla, tilo o albahaca.

Publicaciones Similares