anciedad-y-falta-de-aire

Ansiedad y falta de aire: ¬ŅC√≥mo se relacionan?

Si has sufrido alguna vez de ansiedad, debes saber que esta se asocia a distintos síntomas. Un ataque de ansiedad puede expresarse a través de mareos, palpitaciones exageradas, sensación de presión en el pecho o espalda, sudoración excesiva, dolor de cabeza y otras más, entre las que se incluye, incluso, la falta de aire.

Esta sensación de ahogo que da la ­disnea por ansiedad es uno de los signos más característicos del problema y a la vez uno de los más temidos, ya que genera el terrible sentimiento de que el organismo no está recibiendo la cantidad adecuada de oxígeno.

***

√ćndice de contenidosūüďö:

***

Pero este aspecto puede mejorar, siempre y cuando tengas el conocimiento necesario y busques la manera de controlar la sensación. Por esta razón, en este artículo te explicaré de mejor forma la relación ansiedad falta de aire incluyendo por qué se produce este síntoma, cómo identificarla, la manera de actuar cuando te sucede esto en una crisis de ansiedad y qué puedes hacer para evitarlo.

¬ŅQu√© causa la disnea por ansiedad?

disnea-por-anciedad

La falta de aire o disnea es un problema bastante frecuente que se asocia a muchas enfermedades, puede ser crónica, cuando se da por varios días o semanas consecutivas, o aguda, en los casos en los que una crisis de falta de aire no dura demasiado tiempo.

La dificultad respiratoria por ansiedad produce el segundo grupo de disnea, ya que en general no dura demasiado tiempo, pero aun así hay que prestarle suma atención y hacer lo posible por controlarla.

Este s√≠ntoma tan com√ļn surge por la relaci√≥n que existente entre tu cerebro y el sistema respiratorio, ya que es justamente este √≥rgano el que se encarga de regir tu respiraci√≥n. Lo que quiere decir que, cualquier estimulo sensorial que afecte el impulso nervioso, puede alterar la respiraci√≥n.

Esto es algo que seguramente habías notado, ya que cuando te pones nervioso, te asustas, entristeces o sufres cualquier emoción fuerte el ritmo de respiración cambia en mayor o menor medida.

Cuando tienes una crisis de ansiedad, aumenta tu frecuencia respiratoria y, si no logras controlarla, terminas con un desequilibrio entre los niveles de oxígeno y Co2, lo que genera la ya mencionada disnea, provocando la tan conocida sensación de falta de aire.

Ansiedad falta de aire: ¬ŅC√≥mo saber si tu disnea es por esta causa?

sensasion-falta-de-aire

Como sabes, la falta de aire es un síntoma relacionado a diversas causas, por lo que es fácil confundirlo con diferentes diagnósticos. Si has sufrido de disnea, debes buscar la manera de determinar sus causas, para lograr atacarla de la manera más adecuada.

Si hasta ahora no estás del todo seguro si el problema se debe realmente a que padeces de ansiedad, lo más conveniente es que te guíes también de los demás síntomas, ya que, aunque la dificultad respiratoria sea uno de más frecuentes, nunca llega sola.

Normalmente, se acompa√Īa de palpitaciones en el pecho, mareos, n√°useas y escalofr√≠os, aunque estos pueden llegar a cambiar un poco dependiendo de la persona, por lo que, si tienes dos o m√°s de estos s√≠ntomas, lo m√°s adecuado es consultes a un especialista, quien te ayudar√° a decidir si realmente se trata o no de problemas de ansiedad.

Tengo ansiedad no puedo respirar: ¬ŅQu√© debo hacer?

anciedad-me-cuesta-respirar

La sensación de falta de aire y ansiedad están tan relacionadas que muchas veces no se puede evitar este efecto. Si hasta ahora has padecido de disnea por problemas de ansiedad, debes saber que la clave para resolverlo está justamente en tu respiración.

En una crisis de este tipo es normal que presentes respiraciones desiguales, ya sea exageradamente largas y profundas o cortas y demasiado rápidas, lo que, como te indicamos, termina afectando la relación entre oxígeno y Co2 en tu organismo.

Para solucionarlo, debes valerte de herramientas y buscar el apoyo de ejercicios de respiración, los cuales ayudarán a que logres regularte. Entre ellos, uno de los más prácticos y fáciles de aprender cuando no tienes experiencia en ello es el siguiente:

Respiración con los labios fruncidos

Si est√°s pensando ‚Äútengo ansiedad me cuesta respirar‚ÄĚ debes comenzar acept√°ndolo y empezar a actuar lo m√°s r√°pido posible. Para ello, puedes valerte de esta t√©cnica, la cual consiste en un tipo de respiraci√≥n medida en la que aplicas una menor cantidad de energ√≠a y por ende logras regularte.

Se le considera un método para alcanzar la relajación y reducir la disnea por ansiedad, ya que, entre sus efectos, destaca la posibilidad de disminuir el ritmo de respiración hasta el punto de normalizarlo. Esto puede sonar algo complejo, pero en realidad se logra a través de unos simples pasos:

  • Comienza por relajar los m√ļsculos de tu cuello y hombros
  • Si√©ntate en un lugar c√≥modo en el que tus pies toquen el suelo sin problemas
  • Procede a inhalar por la nariz lentamente, intentado que sea en 2 tiempos
  • Conc√©ntrate en como tu vientre se agranda con la respiraci√≥n
  • Coloca los labios en posici√≥n de O fruncida, como si fueras a soplar una vela
  • Con los labios en esa posici√≥n, comienza a expulsar el aire por tu boca m√°s lento que cuando inhalaste
  • Repite las veces que sea necesario hasta calmarte

Debes tener presente que esta respiración no debe ser forzada, si al inhalar o exhalar necesitas un cambio, hazlo, y evita a toda costa contener el aire por mucho tiempo, buscando así que el proceso sea lo más fluido posible.

¬ŅC√≥mo evitar la sensaci√≥n de falta de aire y ansiedad?

crisis-anciedad

La frecuencia en la que ocurren problemas como ansiedad falta de aire depende de tu estilo de vida, pero esto no significa que debas resignarte a vivir con el temor constante de que en cualquier momento tendr√°s una crisis de ansiedad que te llevar√° a desarrollar disnea.

La dificultad respiratoria por ansiedad, si bien es posible que no se pueda evitar del todo hasta que superes tu ansiedad, es posible disminuirlo al mínimo, para ello, solo debes toarte algo de tiempo y comenzar a practicar con ejercicios de respiración aunque estés del todo tranquilo.

Otro truco para evitarlo, es empezar a tener una mayor comprensión de tu ansiedad en sí, así cuando piensas te la estás padeciendo, tomes las medidas necesarias. Esto lo puedes complementar con rutinas de yoga, y meditación, las cuales han demostrado ser de gran ayuda para relajarse y mejorar el control de la respiración.

Publicaciones Similares