anciedad-y-mareos

Ansiedad y mareos: 3 puntos clave para entender este síntoma

El mareo, es un síntoma bastante común de una enorme cantidad de dolencias, que suele llegar de repente y hacerte sentir bastante incómodo y con sensación de pérdida del equilibrio, e incluso, en algunos casos, nauseas.

Pero, además de las enfermedades más frecuentes, el sentirse mareado también se puede asociar a otra clase de problemas, más ligados a las emociones y las repuestas cerebrales, como los mareos producidos por la ansiedad.

Si has llegado hasta este tema, probablemente es que te ha comenzado a preocupar la ansiedad y mareos. Para ayudarte con ello, a continuación, te daré 3 pautas básicas y claves para entenderlo, que incluye cuál genera al otro, cuáles son las causas más frecuentes y qué puedes hacer para remediarlo. ¡Toma papel y lápiz!

***

Índice de contenidos📚:

***

¿La ansiedad produce mareos o los mareos producen ansiedad?

anciedad-vomitos

La relación entre la ansiedad y el mareo es algo un poco complejo de entender, por lo que, para comenzar, lo primordial es salir de la duda de cuál de ellos es el verdadero causante del otro.

Hay quienes, debido a experiencias personales, o guiados por los comentarios de terceros, han llegado a dos conclusiones diferentes: unos dicen que el presentar sensación de mareo genera en el cuerpo una crisis de ansiedad y, otros, opinan que el estar mareado no es más que una reacción del cuerpo al ataque de ansiedad que están viviendo.

La verdad es que, por extraño que suene, ambas versiones están en lo correcto, aunque la segunda es mucho más frecuente que la primera, ya que es más común encontrar que la ansiedad provoca mareos como un síntoma de alarma, a una situación en la que, debido a estar mareado, comienzas a sentirte ansioso. Esta, solo ocurre en una pequeña cantidad de población, principalmente en quienes, de por sí, ya sienten alguna clase de aversión a la sensación de vértigo o a las náuseas que esta puede provocar, caso en el que, lo que en realidad provoca la ansiedad, no es mareo en sí, sino el temor a que pueda llevar a una situación más desagradable.

Causas más comunes de la ansiedad y mareos

la-anciedad-provoca-mareos

Entender los síntomas de la ansiedad siempre es un trabajo bastante complejo, y es que, en la mayoría de los casos, las causas que llevan a desarrollar un síntoma en particular son tan variadas que puede parecer tarea imposible identificarlas de forma precisa.

Cuando pensamos en trastorno de ansiedad y mareos, lo más normal es hacerse la pregunta de cómo dos cosas aparentemente tan distintas pueden estar tan estrechamente relacionadas, pero, en realidad, esto tiene una explicación muy simple. Y es que ambos, tienen en común que requieren de ciertos circuitos neuronales para producirse, los cuales llegan hasta la misma zona de tu cerebro, el núcleo parabraquial. Allí, es en donde se producen los impulsos necesarios para generar sensaciones como mareo, nauseas, pérdida del equilibrio o similares, pero también el área en la que se acumula la información relativa a la ansiedad.

Debido a que ambos se forman en la misma zona, no es de extrañar que cuando tengas una crisis de ansiedad tu cerebro reaccione generando más impulsos de este tipo de los que necesita, lo que termina llevando a la formación de la sensación de mareo que tanto conoces o incluso de la temida ansiedad ganas de vomitar.

Pero esto no ocurre todo el tiempo, ya que se requiere estar sometido a una crisis elevada de ansiedad o presentarla de manera muy frecuente para que genere sensaciones y efectos directos en tu núcleo parabraquial, siendo este el motivo por el que no siempre que tienes ansiedad terminas presentando síntomas de nauseas o mareos.

¿Cómo lidiar con el mareo y evitar tener ansiedad y ganas de vomitar?

anciedad-nauseas

Una vez que se ha comenzado a presentar un síntoma como la ansiedad y mareos, es importante que reacciones desde el primer instante de una manera correcta, ya que, solo de esta forma, vas a poder superar la situación de manera rápida y eficaz.

Para lidiar con ella, lo primero que debes hacer es mantener la calma y evitar pensar en la situación como un problema mayor, principalmente si tienes aversión a las náuseas, debido a que, pensar en que sientes mareo y puedes llegar a desarrollar ganas de vomitar, no hará nada para calmar tu crisis de ansiedad, sino que estarás promoviendo su aumento.

Además de mantener la calma, procura atacar la crisis de ansiedad de forma directa, y es que, en realidad, por más que busques apaciguar el problema de los mareos, estos puede que no desaparezcan del todo hasta que logres superar el episodio y volver a la calma.

Para ello, puede recurrir a técnicas de relajación, empieza a poner en práctica ejercicios de respiración y aplica las técnicas eficaces y con soluciones concretas para esto, como lo es el Reenfoque Esencial, con el que puedes superar la ansiedad de manera definitiva, atacándola de raíz.

Conoce más sobre el Reenfoque Esencial haciendo clic AQUÍ👈

¿Qué hacer para prevenir la ansiedad y náuseas?🤔

Es cosa segura que la ansiedad provoca mareos y, lidiar con ello, es algo sumamente relevante, pero, en el caso de que no hayas llegado aún al extremo de presentar síntomas como este, es importante que no te relajes, ni pretendas creer que es imposible que llegue a tu vida, sino que comiences a tomar cartas en el asunto y busques los mejores métodos de prevención.

Uno de los más efectivos es mencionado más arriba, el Reenfoque Esencial, una técnica con la que puedes eliminar eficazmente la ansiedad, la cual puedes apoyar con otras acciones también enfocadas hacia este punto. Entre las más recomendadas, está el evitar situaciones cargadas de demasiado estrés, en las que es más probable perder el control y terminar desarrollando una crisis de ansiedad.

Además, dormir lo suficiente, practicar ejercicio, tener una dieta balanceada, e incluso empezar a incluir en tus rutinas diarias sesiones de meditación, yoga o momentos de relajación. Todo ello, aunque pueda parecer innecesario, ayuda a reducir tus niveles de ansiedad, y a que, cuando presentes este problema, resulte más leve, lo que, como sabes, evitará llegar al punto de finalmente desarrollar ansiedad y mareos.

Publicaciones Similares