control-emosional

3 trucos para lograr tu control emocional y ser feliz

Como ya sabes, las emociones son parte indispensable de tu vida. Estas te van a acompañar y guiar en múltiples aspectos de tu día a día tanto en momentos de dicha como en las situaciones de mayor estrés y dolor, por lo que, son un punto clave al que de manera obligatoria debes prestar atención.

Desde la infancia, seguramente has escuchado que hay que evitar algunas emociones y resaltar otras, o peor aún, que simplemente debes hacer lo posible por no expresarlas demasiado, pero la verdad es que, para intentar alcanzar una vida plena, es indispensable que les des a cada una de ellas el lugar que se merecen.

Para ello, un punto realmente indispensable es que le des prioridad al manejo de emociones y sentimientos, algo que si bien puede sonar complejo, es más fácil de lograr si tienes las herramientas adecuadas. Para que lo logres, hoy te hablaré en profundidad sobre lo que debes saber para aprender a controlar tus emociones, incluyendo a qué llamamos control emocional… ¡Presta mucha atención!

***

Índice de contenidos📚:

***

¿Qué es el control de nuestras emociones?

control-de-emosiones

En general, las emociones humanas son aspectos independientes de nuestra voluntad, ellas aparecen como impulsos neuronales producidos en respuesta a situaciones concretas, las cuales pueden ser positivas o negativas.

El control emocional no es, como muchos creen, la capacidad de eliminar o reducir la expresión de los sentimientos, sino más bien el hecho de conocerlos y lograr manejarlos de manera adecuada según sus necesidades y el momento en particular en el que están surgiendo.

El objetivo no es evitar sentir, sino lograr que este aspecto se mantenga a un nivel manejable en el que puedas evitar llevar tus impulsos emocionales hasta un punto en el que no tengas un control de los mismos, y terminen generando consecuencias ya sea en tu entorno, relaciones personales o incluso tu salud física o psicológica.

¿De qué se trata el control de sentimientos? 😌

Los sentimientos y emociones generan en nuestro cuerpo distintas reacciones, que al comienzo pueden llegar a ser descontroladas. El saber manejarlas puede ser de gran ayuda para evitar las reacciones innecesarias y lograr modificar tu forma de actuar tras sentir algo.

Por ejemplo, cuando te molestas, es normal que sin intención termines alzando la voz, o diciendo palabras ofensivas de las cuales, tarde o temprano, terminas arrepentido. O cuando sientes miedo, te paralizas y no logras canalizar de manera correcta.

El control de nuestras emociones busca cambiar esto, para ello, es indispensable que seas totalmente capaz de identificar lo que sientes y también lo que sienten otras personas, para así valerte de herramientas de inteligencia emocional para reaccionar de forma más estable.

¿Por qué debes aprender control emocional si quieres ser realmente feliz?

controlar-emosiones

El control de las emociones, en psicología, busca ayudar a las personas a mantener una vida mucho más estable. Por sí solo, no está directamente relacionado con la expresión de felicidad, pero indiscutiblemente el llevar un estilo de vida más nivelado y lograr manejar el impacto de los sentimientos en las acciones trae como consecuencia que en general estés mucho más feliz.

Este aspecto de salud mental se lleva a cabo con la finalidad de alcanzar un mayor entendimiento de tu interior y tu personalidad, algo que sin duda alguna te puede ayudar en lo siguiente:

  • Manejar los problemas de una forma más inteligente
  • Potenciar tu autoestima
  • Disminuir el desgaste psicológico frente a situaciones concretas y el día a día
  • Tener una sensación de control de la situación en momentos de alta tensión
  • Conseguir una mayor autonomía
  • Mejorar las relaciones interpersonales
  • Aumentar el rendimiento laboral o académico
  • Entender cómo tus acciones pueden afectar a otros y por ende, ser más empático
  • Alcanzar un control de emociones y sentimientos para hacerles frente de forma consciente

Al lograr todos los puntos anteriores, seguramente vas a notar como, en general, tu vida cambia para mejor, eres más consciente de lo que te rodea, y logras mantener un equilibrio emocional que a alarga se traduce en un mejor estado de ánimo y mayor felicidad, ya que, tras alcanzar el control emocional adecuado, puedes ser más consciente de lo que ocurre en tu vida.

Trucos para controlar las emociones que no puedes dejar de probar

como-controlar-emosiones

Si quieres comenzar a trabajar en tu inteligencia emocional y empezar lo más pronto posible a aplicar un control de sentimientos adecuado, lo más indicado es que te valgas de las herramientas que se disponen para ello.

Como sabes, lograr identificar las emociones, majearlas y sacar lo mejor de ellas, trae como consecuencia un avance significativo en tu estilo de vida, por lo que, para darte algo de ayuda, a continuación te explico algunos pequeños trucos y consejos que te pueden resultar bastante útiles.

1. Presta atención a tu respiración y, si es necesario, comienza a trabajar en ella 🙂

Algo que muchas personas no tienen del todo presente es que su respiración está sumamente relacionada con las emociones. Ambos aspectos se controlan a través de tu cerebro, por lo que es lógico que, cuando estás asustado, exaltado, molesto o preocupado, tu ritmo de respiración cambie.

Por esta razón, desde siempre se ha creído que un paso básico de control emocional, más allá de identificar cada sentimiento y saber cómo reaccionar a él, es trabajar en el proceso de respiración. Con ello, te quiero decir que, para lograr un control sobre las emociones, puedes valerte de ciertas técnicas respiratorias, estudiarlas y trabajarlas para comenzar a aplicarlas en los casos en los que sientas que estás a punto de perder el control emocional.

Una de las técnicas de respiración más utilizadas es la llamada diafragmática, la cual ayuda a disminuir el ritmo cardíaco y, por ende, alcanzar una mayor relajación.

Hacerlo es muy fácil y, tras algo de práctica, se vuelve casi intuitivo como herramienta de control de nuestras emociones: solo debes inhalar por la nariz profundamente, mientras cuentas hasta 5, cuando hayas llegado, retén el aire en tus pulmones por 3 o 4 segundos y procede a expulsarlo por la boca con suavidad mientras cuentas hasta 10.

La idea es que, en cada exhalación, tardes aproximadamente el doble de tiempo que en la inhalación y que te centres en como entra y sale el aire de tu cuerpo, para que tu corazón se relaje y se regule el impulso que lleva las emociones. Esto no hará que dejes de sentir lo que ocurre, sino que tu cuerpo y mente sean más conscientes de ello y logres actuar de una manera más lógica.

2. Comienza a meditar todos los días🧘‍

Se ha demostrado que existe una relación directa entre la técnica de meditación y el control sobre las emociones, por lo que este ejercicio se destaca como una de las mejores herramientas a las que puedes acudir, al punto de que es altamente recomendada por muchos psicólogos y especialistas.

Para aprender a meditar existen varias opciones, si prefieres, puedes hacerlo tú mismo en la comodidad de tu casa, tomándote un momento para ponerte en un lugar tranquilo, colocar tu cuerpo en una posición cómoda y comenzar a despejar tu mente. Pero si esto no es lo tuyo, también puedes pensar en clases de meditación o grupos para este fin, de los cuales hay muchos hoy en día.

Esta técnica es una herramienta muy útil para aprender a despejar el pensamiento, estudiar la emociones desde el interior y aprender a aceptarlas tal cual llegan, sin exagerarlas ni dejar que tomen el control de tus acciones, lo que se considera el objetivo principal del control de emociones.

3. Recuerda modificar tu punto de vista cuando sea necesario 👀

Más allá de las acciones preventivas, si hasta ahora te sigues preguntando cómo controlar mis pensamientos y emociones, una alternativa que debes intentar es la modificación propia de tu conducta cuando sea necesario.

Debes tener presente que, aunque creas que tu punto de vista es el más válido, la verdad es que muchas veces ocurre que no tienes la razón, la mayoría de las personas lo que hacen en esta situación es enojarse y seguir insistiendo en que su opinión es la correcta, lo que lleva a un descontrol emocional tanto propio como de terceros.

Para evitarlo, debes ser más abierto y consciente, y entender que muchas veces la otra persona tendrá las de ganar. Solo con admitir que este aspecto es real y que eso no resta importancia a tus opiniones, estarás dando un paso muy importante hacia el control emocional.

Control emocional: ejemplos de emociones que debes aprender a manejar

control-emosional-ejemplos

Si apenas estás descubriendo cómo puedes controlar las emociones y de qué manera esto puede ser útil, los ejemplos de emociones que requieren una nivelación es un aspecto que te puede resultar bastante útil.

Como sabes, existe una inmensa cantidad de sentimientos, que van desde los primarios hasta los secundarios, pero no todos alcanzan el nivel desbordante que causa preocupación, para que tengas una idea de en cuáles emociones centrarte, puedes aplicar la regla de enfocar tu atención en las siguientes y en las que tienen una relación con ellas:

  • Ira
  • Miedo
  • Asco
  • Orgullo
  • Tristeza
  • Apego
  • Envidia

¡Aprende a tener un control emocional adecuado y verás cómo tu vida mejorará en todos los aspectos!

Publicaciones Similares