gestion-emosional

5 estupendas técnicas de gestión emocional para lograr tu equilibrio mental

Muchas veces, las personas toman los problemas psicológicos como algo totalmente al azar, que solo surge en un individuo sin una causa o razón aparente, y que se vuelve algo con lo que lidiar por un tiempo determinado o, en el peor de los casos, por el resto de su vida.

Sin embargo, la realidad es que, en la mayoría de los casos, todo trastorno o trauma tiene un origen mucho más simple y, en algunos casos, fáciles de prevenir, ya que nacen de una gestión emocional incorrecta, en la que no se le da a los sentimientos y emociones el lugar que se merecen.

Para mantener una gestión de sentimientos correcta, hay muchas cosas que puedes y debes comenzar a hacer, las cuales, si no tienes demasiada práctica, podrían resultarte un poco confusas. Por esta razón, hoy te enseñaré sobre el manejo de las emociones, dándote tips sobre qué es realmente la gestión emocional, en qué te beneficia aplicarla y algunas técnicas que te pueden servir para lograr un manejo más completo.

***

Índice de contenidos📚:

***

¿Qué es la gestión de emociones?

gestion-de-sentimients

Para lograr entender mejor tus sentimientos, los avances en el área de la psicología nos han traído diversas herramientas que, aunque son bastante efectivas, aún en la actualidad no son del todo aplicadas por las personas en su vida diaria.

La gestión emocional o de sentimientos es una de ellas, esta herramienta se trata de un conjunto de diversas habilidades, las cuales están ideadas como un camino efectivo para lograr un mejor manejo y gestión de las emociones.

En ella, se busca que todo individuo logre entender cómo surgen sus sentimientos, en qué se diferencia lo que sienten a la forma en cómo se comportan, y de qué manera pueden comenzar a lidiar con sus emociones de una manera consciente y sin llegar a alterar demasiado su actitud y acciones tanto en situaciones en concreto como en su día a día.

De esta manera, se puede decir que el saber gestionar las emociones es un paso que todos debemos dar en algún punto de nuestra vida y que, mientras antes comiences a hacerlo, tendrás mejores resultados, ya que este aspecto es pieza fundamental de tu inteligencia emocional.

¿Quiénes deben gestionar sus sentimientos? 🤔

La salud e inteligencia emocional que muchas veces se piensa que solo debe prestarle atención cierto tipo de población, resulta no siendo así. Muchos creen que solo es necesario prestar atención a la gestión emocional en adultos, pero en realidad, este aspecto implica a todas las personas por igual.

Si tienes niños en casa, es importante que comiences a enseñarles técnicas de manejo de emociones lo más temprano que puedas, ya que, en esa etapa de su vida les resulta mucho más fácil aprender y memorizar distintas cosas, al punto que, una vez alcanzada la adultez, pueden ver la gestión de sentimientos como algo totalmente natural en su vida.

En el caso de los adultos, debes tener presente que jamás es demasiado tarde para comenzar, ya que, si bien quizá tuviste una infancia y crecimiento en un hogar donde no se le daba la importancia necesaria a este aspecto, hoy en día puedes comenzar a cambiar para mejor, ya sea que estés en tus 20 años o ya superes la etapa de 50 o 60.

¿Qué puedes lograr llevando una correcta gestión emocional?

gestionar-las-emosiones

Si estás pensando en comenzar a aplicar algunas técnicas de gestión de emociones, pero no te has decidido aún a dar el paso, algo que te puede sumarte bastante es el saber en qué aspectos de tu vida puede ayudarte a mejorar esta práctica.

Cuando logras desarrollar un manejo de sentimientos más apropiado para una correcta inteligencia emocional, terminas adquiriendo algunas habilidades extra que te llevan a vivir una vida más estable y armónica tanto en tu interior como en tu entorno general. Entre ellas, podemos destacar 4 principales, las cuales son:

La capacidad de expresar y entender las emociones 😉

Cuando mejoras tu gestión emocional lo primero que notas, es un cambio drástico en la manera en la que percibes los sentimientos, tanto propios como ajenos. De esta manera, logras ser mucho más consciente de cómo trabaja este aspecto y que, en la mayoría de los casos, lo que se expresa a nivel físico no es exactamente lo mismo que lo que se siente.

Esto, es ideal para entender y regular el comportamiento, ya que comienzas a ser más consciente de la manera en la que tus palabras y acciones pueden llegar a afectar los sentimientos ajenos, aunque no lo notes a simple vista.

La habilidad de afrontar los sentimientos de la mejor forma 🙃

Sumado al punto anterior, comienzas a notar una mejor capacidad de afrontar las emociones en general, siendo más asertivo en como debes reaccionar a toda clase de situaciones manteniendo el control tanto interno como externo.

Este aspecto, es clave en tu capacidad de resolver y lidiar con los conflictos, ya que, al actuar de una manera más consciente y calmada, evitan que cualquier problema se vuelva más grande de lo que ya es.

El hábito de generar emociones agradables de manera consciente 🧐

Quizá, la ventaja más grande que te da el gestionar tus emociones es que aparece la capacidad de expresar y experimentar de una manera mucho más consciente ciertas emociones con las que te sientes más seguro. Con ello, puedes tú mismo generar estados de alegría, emoción, calma y, en general, cualquier aspecto que ayude a alcanzar un bienestar interno para así exteriorizarlo.

Gestión de estados emocionales y la aceptación emocional 😌

Debes tener algo muy presente: una inteligencia emocional completa no se trata de disminuir o evitar experimentar emociones “malas”, sino el saber regularlas y vivirlas sin que causen daños permanentes a tu salud emocional. Y esta es, justamente, la última ventaja que te da el aprender a gestionar las emociones de manera correcta.

Gracias a ese aspecto, puedes llevar con mayor tolerancia las emociones que más te hacen sobresaltar, como la ira, el miedo o el asco, evitando así que se desborden y te lleven a actuar de una manera distinta a la que deseas.

Técnicas de gestión de sentimientos

gestion-de-emosiones

Si te preguntas cómo gestionar las emociones de manera correcta, debes saber que existen muchísimas técnicas para lograrlo, cuya efectividad puede llegar a variar entre una y otra persona. Es importante que, cuando tengas oportunidad, vayas probando una a una, y elijas las que más han surgido su efecto, para aplicarlas en tu día a día cuando más lo necesites.

Entre las distintas técnicas, podemos resaltar las siguientes:

1. Centra tu atención en otra cosa 👀

Algo bastante efectivo, es que en una situación en la que sientes que puedes colapsar, busques un momento para calmarte, centrando tu atención en algo diferente. De esta manera, vas a reducir el impacto de tus emociones conflictivas y te darás algo de tiempo para analizar tu manera de reaccionar.

2. Evita situaciones que te hagan explotar😤

Otra técnica de gestión sentimental muy eficaz, es el identificar qué situaciones es mejor evitar y cambiar. Para ello, debes realizar un análisis sincero de ti mismo, y ver en qué momentos te generas tú mismo altos niveles de estrés o sentimientos negativos.

Por ejemplo, si eres de los que se molesta por llegar tarde al trabajo, procura poner tu alarma más temprano, o si, te estresas cuando se ha acabado el pan, intenta no esperar a la última rebanada antes de comprar un nuevo paquete. Esos cambios, aunque sean pequeños, pueden hacer la diferencia entre no saber lidiar con un día agitado y el lograr regularte de forma correcta.

3. Haz lo posible por no preocuparte en exceso😟

Si estás pasando por una situación difícil o quieres mantener la calma durante todo el día, una técnica de gestión de emociones que puedes intentar es evitar el exceso de preocupación. Para ello, no le prestes atención a ese pensamiento que llega a tu mente, sino que déjalo para cuando estés más libre, así, en vez de solo preocuparte por lo que puede pasar, podrás concentrarte en tomar medidas y buscar respuestas.

4. Ten un escape seguro 👌

Si alguna vez has escuchado del lugar feliz, justamente a esto se refiere. Analiza qué es lo que más te gusta o te da calma y, en las situaciones en las que tus emociones estén a punto de desbordar, traslada tu mente a este pequeño espacio, donde podrás conservar la calma, relajarte, y pensar en mantener tus emociones a raya.

5. Practica actividades que te enseñen a mantener la calma 🧘

Se ha demostrado que distintos ejercicios y actividades ayudan al cerebro a aprender a regular de manera más eficiente las emociones y sentimientos. Muchos expertos, recomiendan a quienes quieren lograr una mejor gestión emocional, buscar una actividad en la que apoyarse, algo que trae excelentes resultados en la mayoría de los casos.

Puedes inscribirte en clases de meditación o comenzar a meditar en la comodidad de tu casa, practicar yoga o apuntarte en algún arte marcial, actividades donde se le da gran importancia a este aspecto.

 

Publicaciones Similares