como-dejar-d-pensar

¿Cómo dejar de pensar?: 7 consejos para despejar tu mente

La imaginación y el pensamiento son dos elementos sumamente esenciales, gracias a ellos, los seres humanos hemos logrado ser la especie dominante, ya que nos han permitido crear avances tecnológicos, entender los problemas y, en general, tener una conducta autoconsciente.

Pero, algunas veces, el hecho de pensar demasiado en algo específico se vuelve todo un problema, ya que te impide desenvolverte en tus actividades, haciendo que empieces a plantearte la idea de aprender a dejar de lado este aspecto tan natural y propio de nuestra especie.

Aprender a cómo dejar de pensar tanto en algo no es nada fácil, ya que requiere de bastante práctica y la aplicación de distintas técnicas, por ello, para que se te haga más sencillo, en este artículo, te estaré explicando 7 de los mejores consejos para aprender a no pensar demasiado.

***

Índice de contenidos📚:

***

No intentes dejar de pensar, el primero de los consejos de qué hacer para no pensar tanto

q-hacer-para-no-pensar-tanto

Al analizar el título, la idea puede sonar muy fácilmente como un consejo contraproducente, pero en realidad es un truco básico para controlar tus pensamientos que funciona a modo de psicología inversa.

Si lo analizas un poco, la verdad es que se trata de algo bastante simple, y es que, cuando te enfocas en la idea de no pensar demasiado, estás inconscientemente teniendo en mente de manera sumamente activa la idea que quieres borrar, por lo que en vez de ocultarla o disimilarla, lo que haces es que sea el centro de atención de tu mente.

Por ello, a la larga, en vez de servir para dejar de pensar, el intentar lograrlo solo funciona como un camino para hacer tus pensamientos intrusivos mucho más vividos que antes.

Si el pensamiento te invade, no reacciones de forma emocional, segundo truco de cómo dejar de pensar👌

Muchas veces, por más que quieras evitar que las ideas negativas o los pensamientos que quieres eliminar se mantengan todo el tiempo fuera de tu mente, estas terminan tarde o temprano volviendo a surgir. Y es que, en la práctica, muchos de estos pensamientos están relacionados a situaciones que aún te afectan, por lo que tu mente siempre va a intentar traerlos de vuelta.

Aunque no puedas evitar que vuelvan, sí puedes controlar de cierta manera cómo terminan afectando tu día y cuánto tiempo permanecen rondando en tu mente, otra forma de cómo dejar de pensar tanto las cosas.

Para ello, solo debes enfocarte en controlar la manera en la que tus emociones reaccionan ante la aparición de dicho pensamiento, intenta evitar relacionarlo demasiado con tu estado de ánimo o que el mismo se vea alterado por la aparición de estas ideas, ya que si permites que te cambien la actitud seguramente vas a tener que esperar incluso varias horas antes de que tu mente vuelva a estar clara y las ideas y pensamientos que quieres evitar desaparezcan nuevamente.

El tercer truco de como dejar de pensar tanto las cosas: intenta no darle más cuerda al asunto

dejar-d-pensar-tanto-en-las-cosas

El tercer consejo que tenemos para ti va bastante ligado a los dos anteriores, pero se toma de un enfoque un poco diferente, lo que lo hace ser un elemento totalmente independiente en el que también puedes trabajar ya sea en compañía de otros de la lista o de manera individual.

Para entenderlo, es mejor utilizar un ejemplo. Imagina que estás en tu oficina y empiezas a pensar en cómo el cambio de clima va a afectar el rendimiento de tu equipo de trabajo, algo que en el fondo te causa preocupación y, en vez de dejar pasar la idea, simplemente decides enfocarte en ella y empiezas a crear nuevos escenarios catastróficos cada vez peores.

En pocos minutos, la idea de un cambio de estación termina causando pensamientos de que pierdes tu empleo debido a una baja en el rendimiento o que incluso la compañía termina quebrando.

Esto es lo que se conoce como dar rienda suelta a tus pensamientos catastróficos, algo que se debe evitar a toda costa cuando se quiere no pensar demasiado en las cosas.

¿Qué debes hacer en cambio?🤔

Este tipo de ideas, aunque al comienzo parezcan inofensivas, terminan siendo algo de cierta manera adictivo, ya que, en algunos casos, la mente no deja de trabajar hasta encontrar una respuesta, la cual algunas veces ni siquiera existe.

Por ello, se considera que, en este caso, lo correcto sería simplemente dejar pasar el asunto y pensar que no existe una solución al problema, así estarás logrando tu meta de como dejar de pensar tanto.

Cambio en tus hábitos y los pensamientos recurrentes: la cuarta idea de cómo dejar de pensar tanto

dejo-d-pensar

La mayoría de las veces, los pensamientos recurrentes que te causan preocupación están relacionados a elementos propios de tu día a día, como acciones que realizas, momentos de tu rutina o problemas que debes enfrentar a diario. Este es un aspecto que, aunque resulta negativo, de cierta forma puedes utilizar a tu favor.

Si tienes en cuenta que trabajar en los hábitos es mucho más sencillo que cambiar o eliminar tus preocupaciones, es fácil darse cuenta que puedes aplicar este truco como estrategia para aprender cómo dejar de pensar.

Solo debes intentar analizar cuáles son los elementos de tu día a día que generan pensamientos indeseados de manera recurrente y empezar a aplicarles algunos cambios de forma directa. Como por ejemplo, si sientes estas ideas cuando visitas algún lugar, intenta empezar a frecuentar nuevos espacios, o si tu problema se basa en las relaciones sociales y tu círculo de amigos, intenta pasar más tiempo con tus familiares o contigo mismo.

Realiza ejercicio a diario, otra opción de cómo dejar de pensar⛹️‍♂️

El quinto de nuestros consejos del día de hoy puede sonar un poco obvio, pero, no por ello, se vuelve menos importante. Desde siempre hemos tenido bastante claro que existe una relación muy estrecha entre tu condición física y la salud mental, por lo que, para mejorar en esta última, resulta siempre conveniente hacer un esfuerzo en realizar actividad física.

A través de la actividad física moderada, tu organismo produce endorfinas que te ayudan a mantenerte mentalmente estable. Además de eso, permite que puedas centrar tu atención en algo bastante concreto, sea la rutina de ejercicios propiamente dicha o en el caso de que hayas optado por poner en práctica algún deporte, en los requerimientos que implica tu presencia allí.

Gracias a ello, tu mente se mantiene focalizada en cosas positivas y se conserva ocupada por más tiempo, lo que permite que el periodo en el que eres más susceptible a dejar entrar a tu cabeza los malos pensamientos sea mucho más corto que antes y, por ende, logres tu cometido de aprender a como dejar de pensar tanto las cosas.

Practica la meditación, el sexto consejo de que hacer para no pensar tanto🧘‍♀️

Algunas veces, la cantidad de pensamientos indeseados es más de la que podemos soportar y los consejos simples y prácticos se vuelven insuficientes. En ese caso, lo que debes hacer es atacar el problema desde un enfoque más emocional y, para ello, uno de los trucos más recomendados es empezar a practicar distintas técnicas de relajación entre las que se incluye la meditación.

Puedes iniciar con sesiones breves de tan solo 10 o 15 minutos cada día e ir adaptando tus tiempos mientras te acostumbras al proceso. Al comienzo va a ser bastante complejo, ya que en la meditación tu mente comienza a activarse y es probable que te lleve a la idea de los pensamientos que quieres evitar.

Pero con algo de práctica, vas a lograr el objetivo final del proceso de meditación, que es despejar totalmente tu mente, o dicho en otras palabras, no pensar en nada que te preocupe o aqueje.

Un consejo bastante aplicado, es acompañar tus sesiones de meditación con algo de música relajante, ya sea temas instrumentales o canciones en un idioma que no manejes. Puedes, por ejemplo, probar con canciones del género New Age, el cual se especializa en música de ambiente con sonidos que hacen recordar a la naturaleza, algo perfecto para dejar de pensar y relajarse un rato.

Si nada suma en tu búsqueda de cómo dejar de pensar tanto las cosas, recurre a ayuda externa

qiero-dejar-de-pensar-tanto

Por último, no podemos dejar de mencionar el que para algunos es el consejo más importante del qué hacer para no pensar tanto, el hecho de buscar apoyo en quienes más amas o ayuda externa en general, algo que debes empezar a hacer en el momento que empieces a sentir que ya los pensamientos indeseados comienzan a volverse un problema más grave.

Puedes acudir a varias opciones, por un lado, poner en práctica el Reenfoque Esencial, un cambio de paradigma para aprender a lidiar con tus emociones, sentimientos y pensamientos de una forma más inteligente y, sumado a ello, buscar el apoyo de tus seres queridos, tomándote el tiempo de hablar con ellos y explicarles el tipo de problemas que estás presentando.

Así, es muy probable que dejes que las ideas y pensamientos indeseados logren drenar de tu cabeza, y dejen de ser el centro de atención para tu mente. ¡Lo lograrás!

Conoce más sobre el Reenfoque Esencial haciendo clic AQUÍ👈

Publicaciones Similares