Pensamientos-negatibos

Los 6 tipos de pensamientos negativos más frecuentes

En nuestra cabeza abundan diversos tipos de pensamientos y se manifiestan de diferentes maneras, ya sea a través de imágenes, de ideas, de conclusiones, etc. Además, pueden ser neutrales, positivos o este último del que hablaremos en este artículo: pensamientos negativos.

Una persona que tiene pensamientos negativos no quiere decir que sufra de algún trastorno patológico, ni que se trate precisamente de alguien con personalidad pesimista. Este tipo de ideas de la mente están allí y es normal que esto ocurra, siempre y cuando no se trate de pensamientos negativos incontrolables, no hay de qué preocuparse.

Conoce más sobre este tipo de pensamientos que todas las personas solemos tener.🤔

***

Índice de contenidos:📚

***

Pensamientos malos: ¿Qué son?

Pensamientos-mals

Es inevitable que, por nuestra mente, ronden en algún momento pensamientos malos, negativos, temerosos y que nos puedan llegar a perturbar, incluso haciéndonos creer a veces que no servimos para nada, que no valemos, o que si algo tiene que ocurrir de la peor forma, no hay manera de cambiar esto.

No es sencillo brindar una definición concisa del concepto de pensamientos negativos. Pero sí puede decirse que se trata de ideas perniciosas que se hacen presente en nuestra cabeza sin que precisamente las estemos buscando y que generan un gran número de emociones que no son nada agradables.

Estas emociones malas, llevan a perturbaciones psicológicas como lo son la ansiedad, el temor y la preocupación y, en el caso de que estas ideas temerosas perduren con el tiempo, pueden convertirse en pensamientos negativos incontrolables que lleven a generar problemas en nuestro bienestar mental.

La famosa “profecía autocumplida”🤯

pensamientos-negatibos-incontrolables

Los pensamientos negativos pueden llevarnos a perder nuestro bienestar general si se vuelve un problema sin control, llevando a inseguridades y otro tipo de sentimientos dañinos que provocan que uno no pueda sentirse bien mentalmente hablando, y hasta físicamente. Se entra en un círculo vicioso del donde resulta muy complicado salir.

Tener pensamientos malos atrae las cosas malas, promueve a que algo pueda salir mal. Esto es conocido como “profecía autocumplida” y, en el caso de padecerla, nada tiene que ver con no tener ciertas virtudes, ni que la buena suerte ni el destino no esté de nuestro lado, es concretamente haber caído en un pozo de negatividad el cual ya interfiere en nuestra esencia como persona.

Los tipos de pensamientos negativos y sus características

controlar-pensamientos-negatibos

Son muchos los tipos de pensamientos malos que pueden aparecer en nuestra cabeza. Es importante saber las características de cada uno de ellos para accionar en la solución a este problema que aqueja a tantas personas. La buena noticia es que hay maneras de controlarlos.

Estos son los más frecuentes tipos de pensamientos negativos de acuerdo a sus rasgos y las ideas en las que se basan:

1. Pensamiento dicotómico

Se trata de un tipo de pensamiento cerrado, lo que popularmente se conoce como “sin grises”, donde solo es un extremo o el otro. Las personas que lo tienen, siempre piensan que, en ciertas situaciones, solo puede haber dos maneras y todo lo que sucede en el medio no tiene importancia. Son extremistas.

Ejemplos: “Sos mi amigo o mi enemigo”, “es ahora o nunca”, “lo hago perfecto o no lo hago”.

2. Temor a la opinión de los demás

Es un tipo de pensamiento negativo que todos hemos padecido alguna vez. Es la situación donde nos da miedo si la gente nos mira de mala manera, ¿los motivos?, pueden ser muchos… la forma en la que vestimos, en la que hablamos, entre otros.

Son ideas perturbadoras de la mente que hace que hace que nos sintamos incómodos y perdamos nuestra naturalidad por estar pendientes de lo que los otros opinan de nosotros. Este tipo de pensamiento puede llegar a dominarnos si le damos demasiada importancia.

Ejemplos: “Soy tímida y cuando tenga que hablar en público lo van a notar”, “piensan que no me visto bien”, “creen que soy muy torpe”.

3. Pensar que las cosas saldrán mal

Son cantidad las personas que precisan tener la seguridad de que las cosas saldrán bien ya que, de no ser así, prefieren directamente no hacerlas. Pensar que las cosas se irán de control y no saldrán bien es un pensamiento malo que boicotea por demás, que genera frustración y nos puede dominar tanto que hará que renunciemos a algo incluso antes de haberlo empezado, solo por el hecho de no sentir la seguridad de que saldrá perfecto.

Ejemplos: “No vale la pena siquiera intentarlo”, “no me va a salir bien, así que no lo hago”, “soy muy malo para esto, así que mejor que lo haga otro”.

4. Enfocarse en lo negativo

Algunas personas viven haciendo hincapié en lo malo, por ello, cuando algo así sucede, piensan que siempre ese será el desenlace, generalizan lo negativo. No quieren vez que, muchas veces, antes de lograr el éxito en algo, la vida pone muchas piedras en el camino que hay que pasar, pero lo importante es seguir adelante y no rendirse.

Ejemplos: “Me fue mal en esta cita, jamás encontraré mi media naranja”, “No aprobé este examen, así que esta carrera universitaria no es para mi”.

5. Restar importancia a las cosas positivas

Es uno de los pensamientos negativos más frecuentes. Restarle importancia a las cosas buenas o decir que ocurrieron por pura casualidad es un proceso cognitivo que muchas personas padecen y que las llenan de emociones malas, como lo es la depresión.

Ejemplos: “Aprobé el examen porque era muy sencillo”, “Me dijo que juego bien al tenis pero fue de pura lástima”.

6. Ser dramático

Victimizarse y hacer un teatro por todo forma parte también de tipos de pensamientos malos automáticos. Esto se hace presente inmediatamente después de que algo negativo nos sucede.

Ejemplos: “Perdí mi trabajo. ¿Qué será de mi vida ahora?”, “Me dejó, nunca volveré a encontrar a nadie como ella”.

Reenfoque Esencial para eliminar los pensamientos negativos

Se trata de un método muy eficaz para tratar problemas emocionales como lo que pueden aparecer al aparecer pensamientos negativos incontrolables.

El Reenfoque Esencial se basa, principalmente, en tomarse el tiempo de analizar los motivos del problema que sufrimos y atacarlo desde su verdadera raíz, la cual es desconocida para la mayoría de seres humanos.

¡Toca AQUÍ y conoce más sobre el Reenfoque Esencial para aprender a controlar pensamientos negativos!😉

Publicaciones Similares