ansiedad-y-alcol

Ansiedad y alcohol: ¬ŅQu√© tan relacionados pueden estar?

La gran mayoría de personas adultas, al menos de vez en cuando, consumen bebidas alcohólicas, ya sea en celebraciones, eventos especiales, fiestas de todo tipo o simplemente para salir de la rutina y desestresarse un poco de la cotidianidad.

Debido a su alta presencia en la historia, nadie considera un poco de alcohol como algo malo, siempre y cuando se consuma con moderación y baja frecuencia. Pero a veces, sin desearlo, cuando bebes tienes reacciones poco satisfactorias como la de ansiedad y alcohol.

En este artículo te estaré dando algunos datos para que comprendas mejor este aspecto y logres identificarlo cuando te suceda a ti o a un ser querido. Para ello, te explicaré cómo se relacionan, por qué se produce, cuáles son sus síntomas y cómo lidiar con el problema.

***

√ćndice de contenidosūüďö:

***

¬ŅC√≥mo se relacionan los trastornos de ansiedad y alcohol?

trastornos-de-anciedad-y-alcohol

Para lograr comprender el problema de la ansiedad y el alcohol, lo primero y más importante es entender en profundidad en qué se basa su relación y qué tan a menudo surge. En esto, hay muchísimo que decir, ya que la verdad es que tanto la ansiedad como el alcohol están más entrelazados de lo que parece.

La razón de ello, es que se ha demostrado que ambos poseen una relación bidireccional, lo que se traduce en el hecho de que no puedes asegurar que la ansiedad lleva a beber o que el alcohol produce ansiedad, ya que ambos escenarios son totalmente posibles.

Esto significa que, para entender mejor su relación, hay que verlo desde ambos puntos de vista, y realizar ambas explicaciones por separado.

El consumo de alcohol como consecuencia de padecer ansiedad‚úÖ

De ambas versiones, esta es la más sencilla de entender y, por ende, la primera que vamos a analizar. Es que, quienes padecen problemas de ansiedad con bastante frecuencia, suelen buscar métodos de escape que los ayuden a despejar la mente y liberarse del alto estrés que acumulan en sus vidas.

Uno de ellos es precisamente el alcohol, una sustancia a la que muchos recurren para divertirse de vez en cuando y que suele generar interrogantes como la duda de si puedo beber alcohol con ansiedad.

El problema no está en su ingesta ocasional, la cual no se considera nada nociva para quienes tienen ansiedad, sino que nace cuando este consumo ocasional se suma a una de las consecuencias de este problema emocional, la aparición de algunos comportamientos compulsivos. Lo que, a la larga, puede llegar a generar preferencia por sustancias adictivas, como el caso del consumo desmedido de alcohol.

Esto quiere decir que, aunque no se considere que la ansiedad sea un impedimento para salir a beber, sí debe considerarse como un factor de riesgo que puede llevar al alcoholismo.

La ansiedad como consecuencia de consumir alcohol‚úÖ

En la otra cara de la moneda, encontramos la relación que tiene su origen en el consumo de alcohol, y no está tan relacionada con el haber padecido antes problemas de ansiedad. En ella, podemos notar como el consumo de alcohol, ya sea en poca cantidad o de manera desmedida, termina ocasionando la aparición de la ansiedad.

Este punto es bastante com√ļn y tiene distintos enfoques, ya que, entre las consecuencias de su consumo, se encuentra la afectaci√≥n directa a las emociones, tanto durante el momento como horas m√°s tarde, cuando ha iniciado el proceso de desintoxicaci√≥n gracias a la acci√≥n del h√≠gado.

En el momento que estás bebiendo, tu mente comienza a asimilar la realidad de una forma distinta a la real, este efecto puede hacer que te diviertas más y te sientas desinhibido o lamentablemente producir la reacción opuesta y causarte sensaciones que en cuestión de tiempo te llevarán a un ataque de ansiedad.

Al terminar, puede ocurrir el indeseado caso de que después de beber alcohol tengo ansiedad. Esta se genera por pensamientos asociados a lo que hiciste mientras estabas ebrio, ya sea por el miedo o la preocupación, o incluso por la idea de haber salido a tomar cuando deberías estar realizando otra actividad.

Este efecto antes descrito, se da en personas que beben de manera ocasional, pero si tienes problemas de alcoholismo, la reacción es un tanto diferente. En este caso, la ansiedad puede ser mucho más intensa y generarse cuando tu mente y organismo comienzan a liberarse del alcohol y se dan los primeros pasos del síndrome de abstinencia.

¬ŅPor qu√© se produce la relaci√≥n entre ansiedad y alcohol?

alcohol-anciedad

Sea que hablemos de la ansiedad como causa o consecuencia de la ingesta de bebidas alcohólicas, el origen a nivel interno es el mismo y entenderlo puede ser de gran utilidad para saber por qué es importante evitar caer en el exceso de esta sustancia, que, aunque sea legal, no es nada provechosa para la salud.

El efecto de la ansiedad y alcohol, se produce por los cambios que hace esta sustancia en tu cuerpo. Cuando bebes, entras en un estado de intoxicación que altera y deprime todo tu sistema nervioso central y, en general, las células de tu organismo, trayendo una muy larga lista de reacciones, entre ellas, los cambios drásticos en tu estado anímico.

Al estar bebiendo, tu mente se relaja y deja de producir de forma temporal los impulsos que generan el estrés, por eso, mientras bebes te sientes más alegre y dispuesto a actuar de forma diferente a lo habitual.

Pero esta pausa no es más que una bomba de tiempo, ya que, después de algunas horas, o incluso ciertos minutos, dependiendo de la persona, aparece un efecto rebote que devuelve las sensaciones pero más intensas.

En el caso de quienes beben a causa de la ansiedad, ven resuelta su necesidad con la primera mitad del proceso, cuando se eliminan los impulsos de estrés, siendo esta la razón del por qué el alcohol reduce la ansiedad, pero también el motivo por el que es peligroso consumir bebidas alcohólicas si padeces ansiedad y lo que aumenta el riesgo de desarrollar dependencia.

Si hablamos de quienes padecen ansiedad por haber bebido, la razón es la segunda mitad del proceso, cuando el efecto rebote hace que las sensaciones de estrés sean más intensas y comienzan a llegar ideas que detonan sentimientos ansiosos.

¬ŅPuedo beber alcohol con ansiedad? S√≠ntomas de dependencia de alcohol a causa de la ansiedad

el-alcol-reduce-la-ansiedad

Como ya sabes, tener un consumo bastante moderado de alcohol no se considera algo nocivo, pero, en quienes tienen ansiedad, puede ser detonante a problemas mucho m√°s serios, como la dependencia al alcohol o alcoholismo.

Este punto es sumamente delicado, ya que al alcoholismo la Organización Mundial de la Salud lo considera una enfermedad propiamente dicha, que aparece de a poco y sin que el afectado pueda siquiera darse cuenta hasta que ya está totalmente dentro del problema.

Padecerlo, afecta de m√ļltiples formas, tanto a nivel interno con el deterioro de distintos √≥rganos, principalmente el h√≠gado, a nivel cerebral con la p√©rdida de conexiones neuronales y la muerte prematura de las c√©lulas y a nivel personal y social, con el deterioro de tus relaciones y la p√©rdida de tu vida normal. Por lo que siempre se considera a la prevenci√≥n la clave, y algo a lo que debes prestar mucha atenci√≥n si crees que tu o un ser querido la est√° desarrollando.

Para evitar los trastornos de ansiedad y alcohol, presta atención a los siguientes síntomas:

  • Ganas de beber demasiado frecuentes
  • Irritabilidad, tristeza o molestia cuando no se est√° consumiendo alcohol
  • Incapacidad de asistir a eventos sociales si no hay bebidas de por medio
  • Beber alcohol en lugares inapropiados, como el trabajo o el transporte p√ļblico
  • Perdida de la capacidad de enfocarte en algunas actividades si no est√°s bebiendo
  • Sentimiento de soledad repentino varias horas despu√©s de beber

El alcohol reduce la ansiedad, pero no es la soluci√≥n: ¬ŅC√≥mo lidiar con ello de forma inteligente?

anciedad-alcohol

Padecer de ansiedad tanto a causa del alcohol como a consecuencia del mismo no es nada agradable para nadie, por ello, a pesar de que se considere que el consumo de bebidas alcohólicas puede ser una respuesta rápida, no hay que tomarlo muy en serio.

En este caso, para lidiar con la ansiedad en cualquier situación, lo más recomendable es dejar la botella a un lado, ya que en ella no vas a encontrar más que detonantes que a la larga aumenten tu padecimiento y debes comenzar a tratar el problema con medidas más realistas y sin efectos adversos.

Hay muchas cosas que puedes hacer al respecto, aunque lo más recomendado siempre va a ser no tomar el asunto en tus manos, sino buscar ayuda de técnicas como el Reenfoque Esencial, a la vez que atiendes las ganas de beber y las reemplazas con otras actividades más beneficiosas, como la práctica de deportes o la realización de actividades que te agrade, como cocina, danza, o demás.

Hay que resaltar que, si sufres de alcoholismo, debes obligatoriamente complementar el tratamiento contra la ansiedad con uno apropiado para dicho problema, ya que, para estar completamente sano, deberás trabajar ambos aspectos… solo así se reduce la ansiedad y alcohol.

Publicaciones Similares