anciedad-o-ataque-de-panico

Tips esenciales para entender si est√°s sufriendo de ansiedad o ataque de p√°nico

Si los analizas a simple vista, es normal pensar que tanto las crisis de ansiedad como los ataques de pánico tienen una sintomatología muy similar, hasta el punto de que pueden llegar a confundirse con mucha facilidad o producir la sensación de que se trata del mismo problema.

Ambos son considerados como padecimientos sumamente frecuentes, que pueden llegar a afectar a personas de cualquier edad y volverse un limitante para su vida diaria. Pero, a pesar de sus grandes parecidos, requieren de un proceso muy diferente para tratarlos y eliminarlos de tu vida.

Reconocer de forma efectiva si una persona sufre de ansiedad o ataque de pánico es un aspecto esencial de la salud emocional. Por ello, a continuación, te explico ciertos puntos básicos, considerados como los principales a tener en cuenta para diferenciarlos. ¡Sigue leyendo para saber más!

***

√ćndice de contenidosūüďö:

***

Ataque de p√°nico vs ataque de ansiedad: el desencadenante, una diferencia muy marcada

diferencia-ataque-de-panico-anciedad

Una de las primeras cosas a considerar en ataques de ansiedad y p√°nico es lo que genera a cada uno o, dicho de otra manera, el desencadenante que te lleva a desarrollar dicho problema. Ya que, aunque en el momento que ocurren pueden verse pr√°cticamente igual, la realidad es que no surgen en las mismas circunstancias.

¬ŅCu√°l es el desencadenante de los ataques de ansiedad?ūü§Ē

Llegar a experimentar un ataque de ansiedad no es nada agradable, por lo que conocer qué elementos lo desencadenan puede ser de gran utilidad si buscas prevenirlos.

Esta clase de crisis de nervios en general, se produce como una respuesta del cuerpo a factores externos, entre los que se incluyen amenazas tanto reales como imaginarias, frustración ante situaciones que han ocurrido o están por suceder o incluso estrés acumulado que puede haber sido producido por cualquier causa.

Esto se debe a que la ansiedad es una respuesta de tu cuerpo que busca avisar al cerebro que está en una situación de riesgo, por lo que es necesario activar ciertos mecanismos de defensa, pero, al ver que el peligro no es tan real, dicha respuesta no tiene como drenarse y queda acumulada dando formación a los conocidos síntomas de una crisis de ansiedad.

¬ŅCu√°l es el detonante de un ataque de p√°nico?ūüßź

Despu√©s de leer el anterior, puede resultar extra√Īo el hecho de que, muy por el contrario, al mencionado, una de las caracter√≠sticas que m√°s definen al ataque de p√°nico y principal diferencia es que, en su caso, no existe un verdadero elemento desencadenante, sino que se genera sin razones aparentes.

La duración, un factor clave para saber si tienes ansiedad o ataque de pánico

ataque-de-panico-o-anciedad

Si lamentablemente padeces de ambas o a√ļn no has logrado un diagn√≥stico certero que te ayude a definir qu√© tipo de crisis se presenta en tu cerebro, puedes guiarte por un elemento o s√≠ntoma bastante simple que no requiere ayuda experta para detectar: la durabilidad.

Es que, cada uno de ellos, tiene un tiempo promedio de duración bastante marcado, que, si bien en algunos casos puede llegar a ser un poco diferentes, siendo más o menos prolongados que de costumbre, siempre puede resultar una guía práctica que determina una diferencia entre ansiedad y ataque de pánico sumamente visible.

¬ŅCu√°nto dura una crisis de ansiedad?ūüē†

Respecto a la ansiedad, esta suele mostrar muchas caras, en algunas crisis, los síntomas pueden desaparecer o empezar a disminuir su intensidad en cuestión de algunos minutos, mientras que, en otras, es requiriendo un tempo bastante prolongado para que tu mente vuelva a la normalidad, llegando, en algunos casos, a requerir incluso de más de una hora.

¬ŅCu√°nto dura un ataque de p√°nico?ūüē†

Por suerte, a diferencia del anterior, una crisis de pánico se mantiene un periodo mucho más marcado y estable, ya que, en la totalidad de casos, quien está padeciendo el ataque ve como de repente en pocos minutos su mente vuelve a estar en calma, siendo este, por lo general, muchísimo más breve que el anterior.

La intensidad de sus síntomas, la tercera diferencia entre ansiedad y ataque de pánico a tener en cuenta

anciedad-ataque-de-panico

Al hacer un análisis de ataque de pánico vs ataque de ansiedad, hay un elemento relacionado a la sintomatología que puedes tener presente, el cual, como sabes, no es precisamente el tipo de efectos que produce en tu cuerpo y mente, sino más bien qué tan fuerte o intensa es la sensación, algo que resulta efectivo principalmente cuando eres una persona que ha experimentado ambos escenarios y puedes realizar la comparativa.

¬ŅQu√© tan intensa es la ansiedad?ūüĎą

Por un lado, tenemos a la ansiedad, un problema cuya intensidad es fluctuante, ya que, en algunas ocasiones, demuestra una sintomatología leve y manejable, que no te impide realizar tus funciones diarias, sino que solo representa una preocupación extra, pero, en otras, es tan fuerte que se vuelve todo un limitante.

¬ŅCu√°l es la intensidad de un ataque de p√°nico?ūüĎą

Tal y como ocurre en el punto anterior, si comparas la ansiedad con el ataque de p√°nico, notar√°s que este √ļltimo es m√°s estable. En su caso, no existe tan fluctuaci√≥n, sino que, en cada crisis en la que llega, siempre demuestra una intensidad bastante fuerte y se les considera perturbadores e intensos, al punto de que traen una sensaci√≥n de irrealidad que no se puede comparar a la producida por la crisis de ansiedad.

La manera en que aparecen, el √ļltimo consejo para definir si padeces ataque de p√°nico o ansiedad

ataque-de-panico-vs-anciedad

Por √ļltimo, debemos mencionar un elemento extra que va muy ligado con los anteriores, pero se puede definir de manera independiente, la manera en la que se expresan los s√≠ntomas de ambas sensaciones.

Si no sabes si tienes ataque de pánico o ansiedad, te recomiendo analizar cómo se ha ido desenvolviendo la situación desde su origen, hasta terminar, pero haciendo mayor énfasis en el punto de partida. Esto se debe a que existe una leve diferencia en este punto, por un lado, los síntomas de la ansiedad van aumentando gradualmente y se vuelven muy intensos en cuestión de minutos o incluso días, lo que ayuda a detectarla y controlar. Pero en las crisis de pánico esto no sucede, en ellas, puedes pasar de 0 a 100 en pocos segundos, ya que el punto más alto de su sintomatología no tarda más que unos instantes en alcanzarse.

Artículos relacionados: