emosiones-autoconscientes

Emociones autoconscientes: ¿Cuáles son y por qué es importante conocerlas?

Desde hace algún tiempo, el tema de las emociones ha ido tomando gran importancia tanto en la psicología como en la cotidianidad de todos. Estas características del comportamiento ya no pasan desapercibidas, sino que se resaltan y estudian para lograr un mejor entendimiento.

Hasta ahora, se ha dicho mucho sobre las consideradas emociones principales o básicas, pero ¿Sabías que sumado a ellas existe otra inmensa variedad de emociones?

Entre ellas, uno de los grupos más llamativos es el de estados emocionales autoconscientes, sentimientos de alta complejidad que resultan muy interesantes. De ellas, te hablaré en este artículo, te explicaré en detalle qué son, cuáles sentimientos se encuentran en esta categoría, las principales diferencias respecto a las básicas y por qué es importante que las conozcas e identifiques.

***

Índice de contenidos📚:

***

¿Cuáles son los sentimientos autoconscientes?

sentimientos-autoconsientes

El mundo de las emociones es muchas veces más complejo de lo que puede llegar a parecer. En general, los sentimientos se clasifican de muchas maneras, y aunque hoy en día hay toda una rama de estudio dedicada de forma exclusiva a ello, en realidad es un tema que aún está en proceso de desarrollo.

Cuando hablamos de sentimiento autoconsciente nos referimos a una emoción que va mucho más allá de una simple o básica, ya que estas se caracterizan por requerir procesos más complicados y estar más ligadas a un sentido del “yo” en vez de un estado anímico propiamente dicho.

Estas, tienen como base el hecho de que surgen como una consecuencia directa de la acción de otras personas, o sea que sirven como un medio para que concientizarte sobre las distintas reacciones que otros tienen hacia ti y principalmente hacia tus actos.

Aunque se trate de un tema un poco complicado de entender, identificar a este tipo de sentimientos es mucho más sencillo de lo que puedes creer, ya que en esta categoría hasta ahora solo entran tres principales emociones, que una vez aprendes a diferenciarlas y reconocerlas, resulta mucho más fácil entender el concepto general.

Entre ellas, encontramos las siguientes:

La culpa 😖

La primera de las emociones autoconscientes (y quizá la que más facilita el trabajo de entender qué son en realidad) es el sentimiento de culpa, algo que probablemente has sentido más de una vez en tu vida y supiste identificar desde muy temprana edad.

La culpa nace de la sensación que se tiene tras haber roto algún reglamento, o cuando se cree que puede ser quebrantado, y tiene la característica de aplicar para toda clase de situaciones.

En ella, crece una sensación de que la persona que has afectado puede llegar a desarrollar sentimientos negativos hacia ti, o incluso imponerte un castigo que haga resaltar tu falta. Por lo que queda claro que se trata de una emoción que va más ligada a tu sentido de comunidad que a tu propia realidad interna.

La vergüenza 🥵

Este sentimiento autoconsciente se desarrolla en la primera infancia y destaca como uno de los más incómodos que pueden padecerse, principalmente durante la edad de niñez y adolescencia.

Nace cuando un hecho que considerabas personal o una falta propia, ya sea grande o pequeña, deja de ser privada y pasa a un escenario más visible, sometido al escarnio público, dando a entender que vas a tener que sufrir algún tipo de deshonor, una condena o incluso una humillación y burla de las personas que están al tanto de lo ocurrido.

Esta se identifica muy fácilmente y se desarrolla en mayor o menor medida dependiendo de la persona, hay quienes se avergüenzan de cosas bastante simples y quienes pocas cosas los hacen expresar este estado de ánimo.

El orgullo 😏

Quizá la más difícil de reconocer entre el grupo de emociones autoconscientes es justamente el orgullo. Esta, a diferencia de las dos anteriores, no se da por acciones negativas de terceros, sino todo lo contrario, sucede cuando eres alabado o tus acciones tienen una evaluación positiva que te hace sentir alegría, satisfacción y ganas de continuar.

Se le considera un sentimiento placentero, que puede servir como motivación para mejorar, pero también tiene un lado malo, cuando es exagerado y desmedido.  En este caso, deja de ser considerado como sentimiento de orgullo y comienza a estar ligado a problemas de narcisismo.

¿En qué se diferencian las emociones autoconscientes y las principales?

estados-emocionales-autoconsientes

Las emociones autoconscientes son consideradas emociones secundarias, ya que nuestro sistema las desarrolla mucho después de las principales, y se requiere de todo un proceso cognitivo bastante complejo tanto para expresarlas como para entenderlas.

A diferencia del grupo principal, un sentimiento autoconsciente está ligado a lo que otras personas pueden opinar o las acciones que pueden llegar a tener en consecuencia de tus actos, por lo que muchos también las llaman emociones autoevaluativas, ya que están ligadas a una evaluación de nuestros actos.

Se encuentran en un grupo independiente y cumplen con 4 principales características que las diferencian del resto, las cuales son:

Aparecen mucho después que las demás 👈

Ya este aspecto te lo he mencionado brevemente más arriba, pero es necesario explicártelo mejor para que lo entiendas del todo. Los sentimientos autoconscientes no son tan expresivos como los demás, tu lenguaje corporal te puede ayudar a identificar con gestos en tu cara cuando estás enojado, feliz, incómodo o temeroso, pero jamás cuando estás orgulloso, avergonzado o tienes algo de culpa, emociones que implican más manifestaciones del resto del cuerpo.

Dependen de la autoconsciencia y la autointerpretación 🙌

Muy ligado al punto anterior encontramos el hecho de que, a diferencia de la alegría, tristeza y demás, este grupo de estados anímicos necesitan de manera obligatoria que tengas autoconsciencia, es decir, que logres identificarte como un individuo independiente, algo que no ocurre en los niños hasta después de los 2 años de edad.

Si no eres consciente de ti mismo y de que las opiniones de otros no dependen totalmente de ti, no te puedes ver afectado por sentimientos de orgullo, culpa y mucho menos vergüenza.

Son más complejas a nivel cognitivo 👌

El grupo de sentimientos básicos tiene ese nombre porque en ellos no se necesita un proceso demasiado complejo, sino un simple impulso que los haga desarrollarse. Una emoción autoconsciente requiere, como ya sabes, de distintos elementos, que la hacen más complicada de evolucionar.

Pero este aspecto, también implica que a nivel de salud emocional y autoconocimiento también sean más complejas y, en muchos casos, más importantes para el bienestar general y salud mental.

Están ligadas a objetivos sociales 🤝

Este es quizá el punto más importante que las caracteriza y el que más puede llamarte la atención, y es que, como te imaginarás, debido a su naturaleza social, están muy ligadas a tu desarrollo emocional y tu capacidad de relacionarte con otros, tanto de forma casual como en ámbitos más específicos.

¿Por qué es importante estudiar y trabajar los distintos estados emocionales autoconscientes?

emosion-autosconsiente

Una emoción autoconsciente es un aspecto de la vida que, aunque pueda llegar a parecer innecesario, tiene una gran importancia en tu desarrollo. Estos estados anímicos te acompañan e influyen en tu vida desde tu infancia hasta la edad adulta y, muchas veces, son los causantes de deficiencias en el comportamiento, e incluso, en el peor de los casos, de traumas.

Si te enfocas en desarrollar tu inteligencia emocional y buscas mejorar tu capacidad de llevar de manera adecuada tus emociones autoconscientes, consiguirás grandes beneficios a tu día a día, que hacen que todo el esfuerzo implicado valga la pena.

Entre las principales ventajas que puedes alcanzar, está la de lograr una mayor armonía social, ya que estos estados de ánimo ayudan a promoverla. A través de ellos, se refuerza el respetar las normativas sociales, alcanzar metas de vida y sentirse en general con un estado de ánimo más satisfactorio, lo que a la larga termina siendo un aspecto clave del éxito emocional.

A la vez, tener un manejo más eficiente de este grupo de sentimientos ayuda a mejorar enormemente tu autoestima, ya que, al saber lidiar con los aspectos negativos de la culpa y vergüenza y no exagerar los positivos que nos trae la sensación de orgullo, logras sentirte mejor contigo mismo en ámbitos que incluso antes no habías siquiera comenzado a considerar.

Sumado a ello, el reconocerlos como parte fundamental de tu vida y algo que no puedes cambiar, puede ser el camino para alcanzar una sanación social, en el caso de que anteriormente hayas tenido algún conflicto con la presencia de este grupo de sensaciones en tu día a día.

Para algunas personas, estos aspectos están ligados a un punto negativo, ya que los consideran como emociones problemáticas, pero en realidad esto es un error, y que ocurre con frecuencia.

Estar a gusto y consciente de que es normal sentir vergüenza, orgullo o incluso pasar por un periodo de pena durante algunas situaciones, puede ser la ayuda que estabas necesitando para superar ese mal momento de tu pasado que no te ha dejado avanzar.

Resumidamente, si tienes la oportunidad, no dejes de aprender constantemente sobre los sentimientos autoconscientes, ya que con seguridad el impacto en tu vida resultará algo de lo que estarás muy agradecido.

Publicaciones Similares