emosiones-innatas

Emociones innatas: ¿Qué son? ¿Cuáles son las principales?

¿Realmente conoces tus emociones innatas? La realidad es que la mayoría de las personas que se auto-responde esta pregunta ni siquiera sabe lo que está hablando, porque el tema genera numerosas confusiones. Las emociones no son más que una reacción de nuestro cuerpo que funciona con estímulos.

La verdadera pregunta que prosigue a esto es, ¿qué es ese estímulo? ¿se trata de un patrón emocional o son emociones de nacimiento? Desde que un niño nace, comienza a imitar todas las acciones que realizan sus mayores, lo que significa que todas las implicaciones y reacciones son importantes en la infancia.

Por ello, es importante conocer más sobre los sentimientos innatos. ¡Y allí vamos! 🧐

***

Índice de contenidos📚:

***

¿Qué son las emociones innatas?

emosion-innata

Cuando se habla de emociones innatas, significa que son parte del ser humano, que absolutamente todas las emociones del ser humano son iguales y que se nace tanto como se crece con ellas. Aunque según la psicología pueden definirse de dos formas, las primarias y secundarias.

En base a eso, las emociones primarias o básicas, son las que tratan de protegerse de los estímulos que pueden resultar dañinos, de sobrevivir y protegerse aquel entorno que pueda resultar perjudicial. Aunque además de esto, también representa el acercamiento a todo aquello que genera placer, como divertirse, comer, pasear.

Todos esos sentimientos innatos son parte del ser humano desde que es un bebé. Un claro ejemplo de ello es cuando le acercas un objeto a un niño: siempre tendrá alguna reacción ante esto, ya sea positiva o negativa.

¿Cuáles son los sentimientos innatos?

sentimientos-inatos

Los sentimientos de nacimiento son los que se tienen desde los primeros días de vida, o se forman durante la primera etapa de crecimiento. Sin embargo, según varios psicólogos expertos, existen seis emociones que están con el ser humano desde que nace, hasta que muere.

Uno de esos psicólogos es Paul Ekman, el cual en 1979 estableció que la emoción innata se basa en seis sentimientos, y estos son: alegría, tristeza, ira, miedo, asco y sorpresa. Otro que estableció una definición similar fue Goleman Daniel, quién afirmó que las seis emociones eran: aversión, felicidad, sorpresa, miedo, ira y tristeza.

Aunque si se analiza esas emociones, solo se puede tomar 4 de ellas para afirmar que el ser humano crece con ellas, y es que todas esas causan reacciones desde que se es un bebé. Dichas emociones innatas son: felicidad, miedo, tristeza e ira.

Una forma de representación física de una emoción innata como lo es la ira es, por ejemplo, arrugando la nariz o inclusive otra zona del rostro. Por otro lado, frente a una sorpresa, se reacciona abriendo muy grande los ojos. Ambas emociones son señales base de un bebé.

Nuestro mundo emocional: Las emociones innatas🪐

Cada ser humano desde que nace tiene un “repertorio emocional”, el cual coincide con cualquier persona de su alrededor. Por ejemplo, si se coloca a dos bebés juntos, notarás que en algún punto llorarán casi por igual, y es que esas emociones que tenemos desde que nacemos están desde muy pequeños.

Otro ejemplo claro de que los bebés reaccionan prácticamente igual es con un sonido fuerte, al momento de escucharlo, seguramente llorarán (aunque la emoción innata de miedo se fomentará un tiempo después).

Hay bebés que desarrollan un miedo particular a animales grandes, otros a ruidos, sombras y la lista es larga, pero, lo que queremos dejarte en claro, es que todos los seres humanos, desde muy niños, reconocen el temor.

Los sentimientos de nacimientos que quedan suelen quedar en todas las personas son el miedo o el temor. Sin embargo, lo que los diferencia entre los otros sentimientos, es el desarrollo o la causa de ese miedo, como lo puede ser al ladrido de un perro o a un ruido fuerte.

Entonces, en base a esto, comprendemos que esos sentimientos innatos que están en cada individuo se pueden seguir incrementando con el paso de los años. Por ello, es necesario conocer en profundidad las emociones.

Las emociones, ¿se aprenden o son innatas?

emosiones-de-nacimiento

Desde el primer momento del nacimiento de cualquier ser humano, hay emociones dentro de sí, que cumplen una función básica o están en una fase de adaptación. Como son tan pequeños, claramente no hay un término especifico para entenderla como mala o buena, sino que simplemente se trata de una parte del pequeño que trata de relacionar con la sociedad como forma de supervivencia.

Entonces, los sentimientos innatos se van desarrollando como una fase “única” y especial de cada una de las personas, la cual no se pueden comparar del todo. Esa fase que entendemos como única proviene de un estímulo.

¿Por qué las emociones de nacimiento reaccionan a un estímulo? 🤔

Porque son su manera de reflejar o evidenciar las situaciones que han vivido o lo que se interpreta de esas vivencias. Por ello, cada una de las emociones que vive cada individuo son totalmente diferentes. Podríamos decir que, para cada ser humano, sus emociones se pintan de distintos colores.

Podemos volver a ejemplificar todas las reacciones del un bebé, que cuando escucha un ruido fuerte se asusta y llora; en cambio, cuando crece, quizá ya no les asusta un simple ruido, sino algo más concreto como lo es, por ejemplo, el ladrido de un perro.

Una de las formas en las que se fomenta este miedo, es que cuando, por ejemplo, el niño sale con uno de sus padres y un perro les ladra, el niño tendrá miedo. ¿Por qué? Esto sucede cuando el padre también se asusta y el bebé asocia el temor con el perro, de allí, desarrolla una emoción innata, pues lo relaciona con los sonidos fuertes.

Cuando un pequeño escuche un ladrido, generalmente sucederá que lo retendrá más intensamente que un adulto.

La educación de las reacciones emocionales

emosiones-al-nacer

La importancia de la educación sobre las emociones de nacimiento es relevante, ya que como te he mencionado anteriormente, ellas se fomentan durante la etapa de crecimiento. Es por ello que, lo recomendable, es prestar atención al desarrollo de las emociones de los niños, ya que los padres pueden contribuir en la fase adaptativa, contribuyendo a que sea muy sana.

Podemos hacer que los niños tengan un crecimiento menos complejo, más sano y basado en su bienestar. Sin embargo, es importante prestar atención a todo lo que pasa en su entorno para que esas emociones innatas no le afecten a largo plazo.

Aprende a mirar con otros ojos las emociones innatas y te sorprenderá todo lo que puede haber en ellas. 🙃

Publicaciones Similares